La Policía inspecciona la seguridad de los locales utilizados como peñas en Cuéllar

Local de la Panda El Soto, lleno en la jornada previa a la inauguración de las fiestas el año pasado. / M. R.

Los inmuebles podrán usarse desde el 15 de agosto hasta el 3 de septiembre

MÓNICA RICO Cuéllar

Como cada año, con la llegada del mes de agosto y las fechas previas a las fiestas de la localidad, grupos de amigos y pandas y peñas oficiales buscan locales que sirvan como punto de encuentro para descansar o celebrar los tradicionales almuerzos. Son las denominadas peñas, que en su mayoría son locales y cocheras, aunque hasta hace unos años para ello se utilizaban viejas viviendas, lo que cada vez ocurre menos. Así lo confirma el subinspector jefe de la Policía Local, Javier Moreno, que señala que estas peñas cada vez reúnen mejores condiciones, lo que no impide que de vez en cuando ocurran incidentes en su interior. Recuerda que el año pasado, en concreto el 1 de septiembre, durante las fiestas y justo a la hora de entrada de los toros, todos los enseres de una peña ardieron en su interior, por lo que el control que cada año realiza la Policía Local se continúa manteniendo.

Así, esta misma semana los agentes han comenzando la inspección de los locales, con el fin de controlar que todo el inmueble es seguro para sus ocupantes. Aunque las inspecciones han comenzado, aún no está permitido su uso, lo que se informa durante la inspección. Este año el período de utilización se establece desde el 15 de agosto hasta el 3 de septiembre, fecha esta última a partir de la cual las peñas deberán estar cerradas. En cada una de las inspecciones, los agentes levantan un acta, documento en el que se recogen los datos de la peña, los de una persona responsable o un representante y los del dueño del local, apuntando también si se trata de un grupo de menores.

Aunque los incidentes no son habituales, el año pasado hubo un pequeño incendio

Seguidamente se realiza una primera inspección visual, una revisión rápida sobre el estado del inmueble , en la que se determina si se trata de una estructura nueva o de casa vieja, si cuenta con agua corriente, aseos, electricidad, si existe una instalación empotrada o cables por la superficie y se valora el aspecto general. En el caso de encontrar algún posible defecto estructural, la información pasa a la Oficina Técnica del Ayuntamiento para que se realice una revisión más completa.

También se realiza un pequeño inventario de los enseres del interior, principalmente de aquellos susceptibles de propagar un incendio, como sofás, colchones y distintos electrodomésticos, como frigorífico o estufas. También se marca se incluye si el local cuenta con equipo de música, insonorización, licencia de actividad o permiso de funcionamiento y si hay bebidas alcohólicas en su interior. Finalmente los agentes determinan los riesgos posibles que tras el análisis han detectado.

Recomendaciones

En cada una de estas visitas, además de levantar un acta, los agentes de la Policía Local realizan a los componentes de la peña una serie de advertencias y recomendaciones, recordando que no deben causar molestias a los vecinos, por ruidos, música o celebraciones, y que no está permitido sacar mobiliario de la peña a la vía pública ni se puede utilizar ésta como estancia. Del mismo modo se les notifica la prohibición de depositar enseres en la vía pública, ni junto a los contenedores, una vez que finalice el período de apertura de la peña, y se les pide utilizar el punto limpio para depositar los utensilios que no necesiten tras el paso de las fiestas. Igualmente, los agentes piden a los jóvenes que extremen las precauciones, tanto con la electricidad como con el agua corriente, así como con aquellos aparatos, objetos u elementos susceptibles de originar un incendio, como velas, infiernillos, estufas, planchas eléctricas o resistencias. Por último ,recuerdan a los menores de edad que no deben consumir bebidas alcohólicas.

El año pasado, la Policía Local realizó un total de 16 inspecciones a peñas, dos menos que en 2015 y siete menos que en 2014, puesto que cada vez las condiciones son mejores y la normativa de uso comienza a cumplirse.

Fotos

Vídeos