Poesía por la igualdad de género

Participantes en la concentración en la plaza de las Alcaldesas de Zamarramala, entre ellos la alcaldesa, Clara Luquero. /A. Tanarro
Participantes en la concentración en la plaza de las Alcaldesas de Zamarramala, entre ellos la alcaldesa, Clara Luquero. / A. Tanarro

Medio centenar de personas secunda la concentración convocada por el Consejo Municipal de la Mujer en Zamarramala

EVA ESTEBANSegovia

La sociedad segoviana ha mostrado una vez más su fiel compromiso con la lucha contra la violencia machista. Como cada segundo viernes de cada mes, el Consejo Municipal de la Mujer, con la estrecha colaboración del Concejo de Aguederas y la Asociación de Vecinos Pinilla de Zamarramala, celebró ayer una nueva concentración, esta vez en el barrio incorporado, para reivindicar la igualdad de género. «La violencia machista no cesa. Mientras sigan ocurriendo estas barbaridades, seguiremos manifestándonos», aseguró la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero.

La plaza de las Alcaldesas fue el escenario escogido para «acabar con esta lacra social», tal y como lo calificó una de las representantes del Concejo, Esther de Andrés. «Es una pena que en pleno siglo XXI tengamos que seguir luchando contra estas cosas», continuó. Ante la atenta mirada de cerca de medio centenar de personas, los alumnos de Infantil y Primaria del CRA Los Almendros de Zamarramala fueron los encargados de leer varios fragmentos de poemas que clamaban por la igualdad entre hombres y mujeres. «Hay que educar a nuestros hijos desde la igualdad, que vean que hay que tratar a unos y a otros de la misma manera». El objetivo fundamental era «alzar la voz y ser escuchadas». «Queremos mujeres libres, valientes y que sean tratadas por igual», subrayó De Andrés. «Esta discriminación y menosprecio al final se refleja en el ámbito social, laboral y cultural», prosiguió la presidencia de la asociación vecinal, Feli Velasco.

Zamarramala fue testigo de uno de los momentos más emotivos del acto reivindicativo. La alcaldesa de Segovia leyó a viva voz (ante los problemas técnicos del micrófono) un extracto del libro 'Un amor que no mate', de la escritora y poeta extremeña Dulce Chacón, quien centró sus esfuerzos y trayectoria en reflejar la situación de las mujeres. En el escrito, la autora narra el conflicto de una mujer maltratada que, a pesar de los golpes, acaba perdonando a su marino porque le ama. «La sociedad sabe que esto no acaba ahí, que la espiral maltrato-perdón siempre está ahí y en muchas ocasiones acaba de la peor manera posible», señaló Luquero.

Especial homenaje y atención recibieron las víctimas de violencia de género. En el último mes, dos mujeres fueron asesinadas a manos de sus parejas, unas cifras que hacen saltar las alarmas. En lo que va de año, un total de 41 mujeres han muerto asesinadas, mientras que ocho niños se han quedado huérfanos como víctimas indirectas de la violencia machista. El acto finalizó con un emotivo minuto de silencio y un atronador aplauso en memoria de estas mujeres.

En esta ocasión, para fomentar la asistencia al acto, el Ayuntamiento de la ciudad puso a disposición de las personas que quisieran asistir un autobús urbano, con salida media hora antes desde la plaza de la Artillería y cuyo servicio utilizaron dieciséis personas, tal y como confirmaron fuentes del Consistorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos