«Es de los pocos años que estamos algo contentos»

Javier García Municio (derecha) junto a otros miembros de la plataforma de víctimas, en los actos de Santiago de Compostela. /Efe
Javier García Municio (derecha) junto a otros miembros de la plataforma de víctimas, en los actos de Santiago de Compostela. / Efe

Javier García Municio, el padre del segoviano que falleció hace cuatro años en la curva de Angrois, valora «el cambio radical» a favor de una comisión de investigación

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La curva de Angrois les arrebató a su hijo. Curro viajaba en el Alvia de la tragedia de Santiago de Compostela, el mayor drama y el más mortal de la historia reciente del ferrocarril en España. Ochenta vidas arrebatadas y familias destrozadas que intentan rehacer sus vidas «poco a poco» con los alientos que van recibiendo.

El padre del joven segoviano, Javier García Municio, vuelve a tierras gallegas cada 24 de julio desde el fatal accidente. Y de nuevo, como cada año, se emociona al revivir aquellas horas que se han hecho eternas ya. También se conmueve cuando se junta con los compañeros de la Plataforma de Víctimas del Alvia, en la que participa de forma activa «a pesar de los intentos de que se tape todo».

Su voz clama por «la verdad y la justicia que hasta ahora nos han denegado». Este exempleado de Caja Segovia pasa estas horas de sensaciones a flor de piel en la capital administrativa der Galicia. Con él están su mujer, Cristina, su hermana y su cuñado. Todos con Curro en la memoria y cada retal de recuerdos.

Los últimos movimientos políticos han avivado la llama de la esperanza en que algún día se haga justicia, sobre todo en lo que respecta a la que pueda celebrarse una comisión de investigación independiente, que es lo que demandan las familias.

«Los pelos de punta»

También en los tribunales parece que la voz de las víctimas empieza a ser escuchada después de reveses y golpes de que los que se han levantado. García Municio comenta este lunes de emociones que en el homenaje se ha respirado esa esperanza.

«Es de los pocos días que estamos algo contentos», afirma. La marcha que han celebrado este lunes por la mañana ha sido «un éxito porque otros años hemos estado más huérfanos». El segoviano no solo se congratula de las expresiones de afecto, complicidad y apoyo de la sociedad, que «nos ha aplaudido a nuestro paso y nos han dado ánimos», sino también de la clase política que se ha juntado para respaldar y arropar la reivindicación de la plataforma de víctimas.

«Nunca habíamos sentido ese calor, se me ponen los pelos de punta», subraya el padre de Curro desde Santiago, quien percibe «un cambio radical» en el escenario que han venido reclamando las familias, que hasta ahora han chocado una y otra vez con los muros institucionales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos