Pistoletazo de salida para el proyecto del nuevo centro de salud de Cuéllar

Concejales de la Corporación de Cuéllar, durante la votación./M. Rico
Concejales de la Corporación de Cuéllar, durante la votación. / M. Rico

El pleno municipal aprueba el estudio de detalle de la parcela con los votos a favor del PP e IU y la abstención del PSOE

MÓNICA RICOCuéllar

Después de que el pasado lunes el equipo de gobierno diera a conocer que su intención es la cesión de la parcela donde se ubica el antiguo matadero a la Consejería de Sanidad para la construcción del futuro centro de salud de la villa, el pleno dio luz verde en la noche del viernes a este proceso con la aprobación definitiva del estudio de detalle de la finca.

Es el primer paso para la tan ansiada llegada del nuevo centro de salud, aunque el proceso aún tendrá un largo recorrido administrativo, que se podría prolongar unos tres meses solo para la inscripción de la finca, pues ahora se debe ejecutar un proyecto de normalización, puesto que las parcelas de la zona se interponen unas con otras y en su momento no se hicieron las segregaciones pertinentes. Tras la aprobación de la normalización y las exposiciones necesarias, la documentación se llevaría al registro para la inscripción, momento en el que la finca se podría ceder a la Junta.

El portavoz de Izquierda Unida, Alberto Castaño, anunció su voto a favor y apuntó la dificultad de encontrar una parcela y una ubicación para la construcción de esta infraestructura que agrade a toda la población. Al situarse el lugar escogido en la zona sur del municipio, solicitó al equipo de gobierno que se analice la posibilidad de poner en marcha un transporte para que las personas mayores de distintos puntos de la localidad puedan desplazarse hasta el nuevo centro, una vez que esté en marcha. En su intervención. criticó «la falta de transparencia» en el proceso, «y más tratándose de una parcela municipal». Explicó su voto a favor como «un mal menor», a pesar de las «carencias» del nuevo centro, que no será de especialidades, y la «opacidad».

Por su parte el portavoz socialista, Carlos Fraile, apuntó que el centro de salud «lleva siendo esperado más de diez años». En mayo de 2011, señaló Fraile, el Partido Popular «ya anunciaba que tras la aprobación de las normas se iba a disponer de suelo». Sin embargo, recordó que en la actualidad, la zona de El Santillo, «donde en un primer momento estaba prevista la construcción de la infraestructura, sigue sin desarrollar». Por ello insistió en criticar los «reiterados incumplimientos y la falta de compromiso del equipo de gobierno».

«Decisión unilateral»

Para los socialistas, que se abstuvieron en la votación, la del nuevo centro de salud es «la historia de un fracaso de gestión» y «del ocultismo sin razón». Fraile lamentó que la ubicación «finalmente volverá a ser una decisión unilateral del Partido Popular, cuando debería haber salido del consenso de la Corporación».

Por su parte el alcalde de la villa, Jesús García, señaló lo complicado del desarrollo del Santillo, al tener que involucrar a propietarios particulares, y destacó que hay pocas opciones para la ubicación de la infraestructura sanitaria. García enumeró las bondades del lugar elegido, como la fácil conexión con la autovía, la existencia de buen número de estacionamientos y el posible planteamiento de una ordenación de tráfico en la zona, que mejoraría y ampliaría el número de aparcamientos.

También recordó que el actual centro de salud cuenta con 1.000 metros cuadrados de superficie y que los terrenos que se cederán a la Junta se ubican en una parcela de 2.800 metros, que tras el estudio de detalle se sitúan en 2.500 metros y se convierten en 3.800 de edificabilidad. Además, apuntó que en un futuro el Ayuntamiento dispondrá de 1.060 metros más en la zona, tras el traslado de la actual subestación por parte de Unión Fenosa, y que existe la posibilidad de que Sanidad también dé un uso al actual centro, por lo que las necesidades estarían cubiertas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos