Le piden 12 años de cárcel por acuchillar a su pareja en un cuarto de baño

Palacio de Justicia de Segovia. /Tanarro
Palacio de Justicia de Segovia. / Tanarro
Segovia

El juicio se celebrará el 14 de noviembre en la Audiencia

EL NORTESegovia

La Fiscalía de Segovia ha solicitado un pena de 12 años y 10 meses de prisión, además del pago de una indemnización de 9.720 euros, para un hombre de 47 años que supuestamente trató de matar a cuchilladas a su pareja sentimental en su domicilio de Segovia. El juicio contra R. R. A. tendrá lugar el 14 de noviembre, a las diez horas, en la Audiencia de Segovia.

En las conclusiones provisionales del ministerio público, facilitadas hoy por fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, la Fiscalía ha determinado que los hechos que se desarrollaron el 1 de octubre de 2016 son constitutivos de un delito de homicidio en grado de tentativa, uno de violencia de género y otro contra la administración de justicia.

Explica la fiscalía que se registró una primera agresión en agosto de 2015, cuando la víctima trató de dejar su relación con el acusado, quien forcejeó y le causó una lesión con un destornillador, informa Efe.

Retomaron la relación un año más tarde y en octubre de 2016, tras tomar varias cervezas con un grupo de amigos, el acusado revisó el teléfono de la víctima, de 23 años, y le recriminó que todavía mantuviera conversaciones con una pareja anterior.

La joven regresó al domicilio con la intención de abandonarlo y cuando se encontraba en el cuarto de baño entró el acusado con un cuchillo y «con la intención de causarle la muerte» cuando comenzó a darle cuchilladas, primero en el rostro y posteriormente en el cuello, considera el fiscal.

La víctima logró arrebatarle el cuchillo y el supuesto autor le agarró por el cuello con la intención de asfixiarla, hasta que, finalmente, el acusado salió del baño y la amenazó con matar a su hija si no declaraba que había intentado suicidarse.

La Fiscalía ha solicitado además, por estos delitos, en los que concurre la circunstancia agravante de parentesco, la privación para el agresor del derecho de tenencia y porte de armas por tres años, una orden de alejamiento de al menos mil metros a la víctima durante veintitrés años y una multa de quince meses con cuota diaria de dieciocho euros.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Segovia dictó auto el 3 de octubre de 2016 acordando la prisión provisional del encausado, de nacionalidad hondureña, así como la prohibición de comunicación por cualquier medio o procedimiento con la víctima y con su hija.

Fotos

Vídeos