Piden 7.000 euros a una concejala valenciana por un comentario contra Víctor Barrio

Comparecencia anterior de la Fundación Toro de Lidia y de sus abogados. /Efe
Comparecencia anterior de la Fundación Toro de Lidia y de sus abogados. / Efe

El juicio por la demanda interpuesta contra Datxu Peris por la familia del diestro fallecido será el martes 24 de octubre

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El juicio contra la concejala de Guanyar Catarroja que, entre otras opiniones vertidas en las redes sociales, calificó de «positivo» el fallecimiento de Víctor Barrio, se celebrará el martes día 24 de octubre, en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Sepúlveda. Así lo han confirmado fuentes del despacho de abogados Cremades & Calvo Sotelo y de la Fundación Toro de Lidia, que representan los intereses de la familia del malogrado torero.

La titular de dicho tribunal, que ya había admitido a trámite la demanda civil interpuesta por la viuda y los padres por un presunto delito de intromisión al honor del diestro, fijó la celebración de juicio oral tras la audiencia previa que tuvo lugar el pasado mes de mayo.

En dicha vistilla, las partes no llegaron a un acuerdo, por lo que la jueza emplazó a demandada y demandantes a la celebración del correspondiente juicio oral, que tendrá lugar la semana que viene en el Juzgado de Instrucción de Sepúlveda. En él, la concejala en el Ayuntamiento de la localidad valenciana de Catarroja, Datxu Peris, tendrá que demostrar que sus comentarios posteriores a la fatal cornada que acabó con la vida del diestro segoviano no suponen una intromisión contra el honor de la viuda y padres de Víctor Barrio, tal y como esgrime en su demanda la Fundación Toro de Lidia.

En el juicio, la representación legal de la familia insistirá en la petición de una multa de 7.000 euros para Datxu Peris, que la edil elimine el comentario que hablaba del torero y que publique la sentencia.

«Una víctima más»

Cabe recordar que pocas horas después del fallecimiento del torero en la plaza de Teruel, la concejala de la formación Guanyar Catarroja publicó en su perfil de Facebook un mensaje en el que, entre otras cosas, manifestaba: «Podemos tratar de ver el aspecto positivo de las noticias para no sufrir tanto. Ya ha dejado de matar». Dicho mensaje iba enlazado a la noticia de la cornada letal. Peris agregaba en ese mismo comentario que «ahora los opresores han tenido una baja, una víctima más, un peón de su sistema», al mismo que se preguntaba «cuántas bajas más de este equipo harán falta para que gobiernos centrales, generalitats, diputaciones y ayuntamientos dejen de subvencionar estas prácticas con olor a sadismo».

Días después de que estallara la polémica, la edil trató de retractarse y matizó que no se alegraba de la muerte del diestro segoviano, al que consideró «una víctima del negocio de la tauromaquia», en declaraciones recogidas por Europa Press. Asimismo, aseveraba que nunca se había alegrado de la muerte de nadie y que lo sentía por los familiares, que «lo estarán pasando muy mal».

En esas mismas manifestaciones, precisaba en su defensa que «se están tergiversando intencionadamente» sus opiniones. Se refería sobre todo a la vinculación de Guanyar Catarroja con Podemos. Datxu Peris apuntó que la organización por la que es concejala nació como una plataforma ciudadana.

Sigue la batalla legal

Así pues, avanzan las batallas legales emprendidas en contra de la impunidad en Internet y de los comentarios de cariz injurioso y ofensivo que salpicaron las redes sociales tras la desafortunada muerte en el ruedo de Víctor Barrio, el 9 de julio de 2016 en el coso de Teruel.

La Fundación Toro de Lidia, a través del bufete Cremades & Calvo Sotelo, mantiene abiertos varios frentes judiciales a través de distintas vías, las cuales que van desde los recursos contencioso-administrativos contra ayuntamientos que se han declarado antitaurinos hasta querellas criminales, como es el caso del proceso por injurias contra el profesor Vicente Belenguer, quien supuestamente se burló en Intenet de la muerte de Barrio manifestando entonces en Facebook que «mearemos sobre tu tumba y en las coronas de flores que te pongan». El docente valenciano ha esgrimido en su defensa que le piratearon la cuenta y que él no era el autor de las vejaciones publicadas.

Fotos

Vídeos