Un pequeño hito histórico

Una grúa instala el monolito. /El Norte
Una grúa instala el monolito. / El Norte

El monolito instalado en los límites entre los términos de Olombrada, Vegafría y Canalejas será inaugurado hoy

EL NORTESegovia

Es un día especial. Hoy sábado tendrá lugar la inauguración del llamado Coto de Revillafruela, que marca la confluencia entre las vigentes Comunidades de Villa y Tierra de Cuéllar y Fuentidueña, y la desaparecida de Peñafiel, entre los términos segovianos de Olombrada y Vegafría y el vallisoletano de Canalejas de Peñafiel. De reciente elaboración, el monolito ha sido esculpido en piedra de Campaspero por el artista local Luciano Santos Pilar con el fin de sustituir al antiguo, que desapareció hace algún tiempo.

Relacionado con este acto, el pasado 21 de julio tuvo lugar un encuentro en Olombrada en el que disertaron sobre el pasado y el presente de las comunidades Segismundo Pecharromán, Juan Cuéllar Lázaro y Jesús de la Villa, todos ellos estudiosos y conocedores de las comarcas y comunidades. También fue tema de otro de los Encuentros al Fresco organizados por la Asociación Cultural Olombrada el año pasado, más centrado en la localización y toponimia del paraje del Coto. El proyecto, que ha tenido un recorrido de más de un año, ha supuesto un gran esfuerzo, tanto económico como de trabajo y colaboración por parte de distintas instituciones y entidades, además de voluntarios: la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar, la de Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña, los Ayuntamientos de Olombrada y de Canalejas, la Asociación Amigos de Vegafría, varios colectivos de Olombrada, como el AMPA Virgen del Rosario, la Asociación de Amas de Casa ‘las Palas’, la Asociación de Jubilados San Vicente Mártir y el grupo de teatro Antares.

Al frente y como promotora ha estado la Asociación Cultural de Olombrada, que desde el principio acogió con entusiasmo la idea del proyecto inicial que proponía uno de sus socios, Pedro Cárdaba, gran aficionado a la historia y toponimia de Olombrada y su entorno.

Unos 3.000 euros

El presupuesto ha sido de unos 3.000 euros, a los que se suman el trabajo voluntario y entusiasta por parte de varios vecinos del municipio, que han aportado medios y recursos para poder sacar adelante este proyecto. A la inauguración, explican fuentes de la asociación, «están invitados representantes de las comunidades y entidades. así como todos los ‘comuneros’ que quieran asistir para compartir este pequeño hito histórico y un modesto almuerzo». El colectivo agradece «este esfuerzo común y solidario que fortalecerá el conocimiento de nuestra historia y de los lazos entre los vecinos y entidades que han participado».

No se sabe con certeza cuando se estableció este coto. La primera noticia es un documento de 1458 relativo a un acuerdo entre las comunidad de Cuéllar y Fuentidueña para fijar un término común. En él se dice que el primer coto (mojón) se coloca en Revillafruela que parte a Cuéllar y Peñafiel. Existe otro documento de 1500 relativo a la delimitación de términos comunes de las comunidades de Cuéllar y Peñafiel que se firma en este paraje de Revillafruela.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos