El parricida de San Cristóbal de la Vega, sometido a examen psiquiátrico

Fachada de la casa donde ocurrió el crimen, residencia de veraneo del padre y el hijo en la calle Centro.
Fachada de la casa donde ocurrió el crimen, residencia de veraneo del padre y el hijo en la calle Centro. / F. G. Muriel

Según las primeras pesquisas el detenido golpeó en la cabeza a su progenitor con un pico durante la madrugada del martes

FERNANDO G. MURIEL / EUROPA PRESSSan Cristóbal de la Vega

Efectivos de la Guardia Civil detuvieron ayer de madrugada en la localidad segoviana de San Cristóbal de la Vega a un hombre de unos 40 años, con iniciales Juan F.G. y al parecer con antecedentes psiquiátricos, como presunto autor de la muerte de su padre Julián F. G., de 81 años. El supuesto homicida habría usado un pico para golpear a su progenitor, según informó la cadena Cope. Tras su detención, el hombre fue trasladado al Complejo Asistencial de Segovia para ser sometido a una valoración psquiátrica, informó Europa Press. La previsión era que ayer mismo se practicara la autopsia al cuerpo de la víctima.

Más información

La Subdelegación del Gobierno en Segovia confirmó que el episodio ocurrió en la madrugada de este martes en el domicilio que ocupaban padre e hijo y que el cadáver presentaba signos de violencia.

El juzgado de Santa María la Real de Nieva es el que sigue el caso y mantiene abierta la línea de posible violencia en el ámbito familiar, aunque ha decretado el secreto sumarial, mientras que la Guardia Civil continúa las investigaciones para esclarecer el suceso, que ha conmocionado a la población aunque, al producirse de noche, no perturbó la vida de los vecinos. San Cristóbal de la Vega es una localidad que se encuentra a algo más de 50 kilómetros de la capital segoviana, hacia el oeste, próxima al límite con la provincia de Ávila y de la localidad de Arévalo.

Si se confirmara que se trata de un homicidio (en este caso parricidio), sería el primero que se registra en Segovia desde enero de 2013, cuando un indigente fue encontrado muerto en una cueva de la zona del Tejerín, a las afueras de la capital segoviana.

De vacaciones

La detención de Juan F. G. como presunto autor de la muerte de su padre Julián F. G. en la madrugada del martes por efectivos de la Guardia Civil se produjo en el domicilio que esta familia tiene en la calle Centro de la localidad segoviana de San Cristóbal de la Vega, donde ambos pasaban unos días de vacaciones, puesto que tenían su residencia habitual en Madrid.

El detenido, según las primeras pesquisas, habría golpeado con un pico de obras a su padre, ocasionándole la muerte casi de inmediato, ya que cuando llegaron los servicios sanitarios a la población estos tan sólo pudieron certificar el fallecimiento. El suceso habría ocurrido en torno a las dos de la madrugada y los vecinos apenas advirtieron nada más que el movimiento de vehículos de la Guardia Civil y de los servicios sanitarios.

Al parecer, el presunto parricida tiene antecedentes por dolencias psiquiátricas, pues ya en alguna ocasión había presentado episodios de esquizofrenia según han relatado algunos vecinos, por lo que tras su detención, fue trasladado al Complejo Asistencial de Segovia para ser sometido a una valoración psiquiátrica.

La familia del presunto parricidio era muy conocida en esta localidad de poco más de cien habitantes, pues tanto él como su esposa eran naturales del pueblo, y aunque habitualmente residían en la capital de España, pasaban muchas temporadas en San Cristóbal de la Vega.

De hecho, el fallecido en numerosas ocasiones colaboraba en diferentes actividades culturales que se organizan en el municipio, ya que en su actividad profesional había sido profesor de dibujo.

El alcalde de SanCristóbal de la Vega, José Antonio Sáez, confirmó que tanto el detenido como el fallecido estaban pasando la temporada estival en la vivienda propiedad de la familia donde se produjo el suceso. De igual forma, explicó que se trata de una familia normal y que en el pueblo no se conocían discusiones entre sus miembros.

De hecho, el presunto homicida era un hombre muy aficionado al deporte , que era afable y saludaba a todo el mundo y que practicaba senderismo y natación, ya que en tiempo de calor acudía habitualmente a las piscinas de la vecina localidad de Montejo de Arévalo, donde se solía trasladar caminando.

Temas

Sucesos

Fotos

Vídeos