Los palacios de La Granja y Riofrío: un binomio ganador

Visitantes en torno a una de las fuentes de los jardines del Palacio Real de La Granja. / Tanarro

Es el cuarto Real Sitio que más dinero genera para Patrimonio Nacional

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Antes de nada, anoten estas fechas. Es fácil. Todos los sábados que le quedan a este mes y el viernes día 25, festividad de San Luis, las fuentes del Palacio Real de La Granja harán una excepción dentro de su ‘sequía’ obligada y correrán para deleite del espectador. Los sábados funcionarán en horario nocturno, de 22:30 a 23:30 horas, los chorros de los Baños de Diana. Para quienes quieran asistir, los Jardines Monumentales se abrirán al público a las 22 horas. El precio de la entrada es de dos euros. En el caso de la festividad que conmemora al patrón granjeño, el acceso es gratuito.

Hecha la salvedad, Patrimonio Nacional saldó el año pasado con un aumento generalizado en el número de visitantes a los distintos Reales Sitios que gestiona. Durante todo 2016, los monasterios y palacios que administra este organismo recibieron un total de 3.302.104 personas, lo que equivale a decir que tuvieron 264.287 visitas más que en el ejercicio precedente. O lo que es lo mismo, un incremento del 8,7%, tal y como publica la institución en su memoria de actividad.

En esa tendencia al alza global hay alguna excepción que confirma la regla, aunque tiene su razón de ser. En la delegación del Real Sitio de la Granja y Riofrío se observan dos datos antagónicos. Por un lado, los respectivos aumentos registrados en la cantidad de visitantes que el curso pasado accedieron tanto al Palacio Real como a los Jardines Monumentales y las fuentes.

Por concretar y despiezar las cifras, el complejo que Felipe V utilizó para su retiro acumuló 185.545 visitantes, lo que representó un 8,2% más que en 2015; mientras que los manantiales de los espacios versallescos atrajeron a 95.440 personas, lo que significa que el potencial de su reclamo creció casi un 17%.

Solo dos de los Reales Sitios que administra Patrimonio Nacional registraron subidas relativas mayores. Fueron el Monasterio de San Jerónimo de Yuste y la Casita del Infante de Alba, perteneciente al Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial.

Por otro lado, el informe de gestión de la institución revela una reducción del turismo que recaló en el Palacio de Riofrío. La disminución no obedece a una pérdida de interés o del lustre soberano y de la belleza natural de este enclave, incluido en el conjunto del Real Sitio de La Granja y Riofrío, sino a los trabajos de mejora y ordenación de sus fondos, que duraron catorce meses. El pasado diciembre se reabrió al público. Acoge la exposición de más de mil piezas, quinientas de ellas nuevas procedentes de otros Reales Sitios, como Aranjuez o El Pardo.

El gran desconocido

Aún así, e conocido com‘Palacio rosa’, sigue siendo un desconocido. El Palacio de Riofrío es un cuadrado de 74 metros de largo y constituye uno de los ejemplos más elegantes y bellos de edificación palaciega con influencia italiana en España. Sin embargo, nunca fue habitado de forma regular, a pesar de que sí se utilizó como refugio de la corte para el rey Francisco de Asís, en enero de 1852, y del rey Alfonso XII, tras enviudar de la reina María de las Mercedes.

Además, está rodeado por más de 600 hectáreas de bosque de gran diversidad faunística, entre las que se incluyen especies emblemáticas como el buitre leonado o el buitre negro y numerosos mamíferos como ciervos y gamos. Estos atractivos del Palacio de Riofrío no pasaron desapercibidos para 44.117 personas, un descenso derivado de ese periodo de obras del 18,6% con respecto al año 2015. Es decir, 8.238 visitantes menos. Este 2017 debe invertir estos números, ya con el edificio a pleno rendimiento gracias a la intervención de Patrimonio Nacional.

57.929 euros menos

Dicha actuación ha ido más allá de la mera reordenación de los fondos exhibidos y de la decoración de las estancias. La institución que preside Alfredo Pérez de Armiñán y de la Serna ha recuperado espacios para devolver el uso inicial que tenían. Entre ellos, destacan las salas de guardia y de servicio al comedor, donde, por ejemplo, se ha abierto el montaplatos y se ha restaurado el dormitorio de Francisco de Asís, que contiene los muebles que tuvo. La labor más complicada se centró en el oratorio, donde se ha conseguido recuperar el altar oculto, además de instalarse un ciclo de 149 cuadros sobre la vida de Jesús, que fue pintada por Giovanni del Cinque en 1729, que fue comprada por Felipe V por mil doblones.

Patrimonio Nacional, a pesar de esa reducción forzosa de las visitas a Riofrío, consiguió 1.011.071 euros en concepto de los ingresos generados a través de la venta de entradas a los espacios que gestiona en la provincia segoviana. Tanto el Real Sitio de Aranjuez como el de La Granja y Riofrío son los únicos que menguaron sus ganancias en 2016 con respecto al ejercicio anterior.

En concreto, obtuvieron 57.929 euros menos, un retroceso del 5,4%. Pese a ello, el binomio segoviano es el cuarto de los Reales Sitios que más dinero genera a Patrimonio Nacional con la venta de localidades.

Fotos

Vídeos