«Si pagamos los mismos impuestos que en la ciudad, queremos los mismos servicios que en la ciudad»

Algunos vecinos, ayer, durante la Jornada de Convivencia. /A. de Torre
Algunos vecinos, ayer, durante la Jornada de Convivencia. / A. de Torre

Los vecinos de los barrios incorporados reclaman mejoras en el transporte y en los suministros de luz y agua

EVA ESTEBAN

«Si pagamos los mismos impuestos, nos gustaría tener una calidad de vida similar a la de Segovia». De esta forma reivindicaba el presidente de la Federación vecinal de los Barrios Incorporados de la ciudad, Ángel Tuñón, las «necesarias mejoras» que el Ayuntamiento debe llevar a cabo en los núcleos del municipio alejados de la capital: «Son muchas las cosas que nos faltan y luchamos día a día para que puedan materializarse», explicó Tuñón. Así lo hizo saber en la decimoquinta Jornada de Convivencia de los barrios celebrada en el restaurante La Trébede, en el polígono Nicomedes García de Valverde del Majano.

Al encuentro, que tuvo como lema ‘Una apuesta por lo ecológico’, asistieron cerca de medio centenar de personas, los presidentes de las distintas asociaciones y los concejales Andrés Torquemada y Paloma Maroto en representación del Ayuntamiento. Fue un encuentro para disfrutar, pasar un buen rato y para aprender y conocer en qué consiste la ecología gracias a la conferencia impartida por Alex Fuentetaja, representante de BioValsaín. Se decidió apostar por esta temática porque, según Tuñón, «cada vez se tiende más hacia lo ecológico» y querían conocer de primera mano los beneficios que comportan de su uso:«Es un tema importante y tenemos que sabe r lo que implica». Tras ello, tuvo lugar un espectáculo de monólogo a cargo de ‘El Pechuga’.

Pero también hubo tiempo para tratar aquellos asuntos que les repercuten directamente. Uno de los más «importantes» son las comunicaciones con Segovia. De los seis barrios incorporados, solo Hontoria y Zamarramala se benefician del servicio de transporte público: «Necesitamos una mejora e inversión en los sistemas de comunicación», afirmó Tuñón. «Estamos luchando porque en algún momento pueda ser una realidad en los demás núcleos», prosiguió Torquemada.

Otro de los reclamos que desde la Federación demandan al Consistorio es una mejora en los suministros de luz y de agua: «Les pedimos que no nos falte agua en el grifo, que las farolas estén todas iluminadas y que las calles estén asfaltadas y arregladas», solicitó su presidente. Desde el Ayuntamiento dicen ser «conscientes» de las necesidades de estos núcleos y aseguran tenerles en consideración: «Tienen que tener los mismos derechos que los vecinos de la ciudad. Hemos avanzado pero aún quedan muchas cosas por hacer», confirmó el edil. «Son zonas que enriquecen a nuestra ciudad por su cercanía y calidad de vida», aseguró. En la actualidad, una de los aspectos en los que se está trabajando es en la renovación de las tuberías y mejorar así «las condiciones del agua».

Vocación de crecimiento

Son más de 1.700. A pesar de que en los últimos años la población residente en estos núcleos «se ha mantenido, aunque quizás ha aumentado un poquito», tienen vocación de desarrollo y quieren «seguir creciendo». Según Tuñón, este incremento se debe fundamentalmente «a la gente que va a Segovia a trabajar». «Se alquila mucha vivienda, y puede ser porque es más barato que en la ciudad», incidió. Se han convertido en «centros dormitorio», pero no ha habido una «expansión clara» porque «el Plan Urbanístico no lo permite». Así lo recordó Tuñón, quien apuntó que el futuro de estos barrios pasa por «generar más empleo». La «mayoría» se dedica a la agricultura y la ganadería, por lo que aquellos que decidan «trabajar en la industria tienen que desplazarse a Segovia. De ahí nuestro reclamo para mejorar las comunicaciones», lamentó el presidente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos