Las ordenanzas fiscales salen adelante con el apoyo de UPYD

José Bayón, Alfonso Reguera y Clara Luquero, durante el pleno. /Antonio Tanarro
José Bayón, Alfonso Reguera y Clara Luquero, durante el pleno. / Antonio Tanarro

El Partido Popular asegura que «el equipo de gobierno ha vendido una rebaja fiscal que no existe»

QUIQUE YUSTE Segovia

El equipo de gobierno socialista también consiguió ayer sacar adelante su propuesta de ordenanzas fiscales de cara al próximo año, con los votos favorables de UPYD-Centrados en Segovia y las abstenciones del Partido Popular, Ciudadanos e Izquierda Unida. A diferencia de los debates de años anteriores, en los que la figura del denominado ‘tasazo del agua’ provocó las críticas de la mayoría de grupos de la oposición, en la votación que tuvo lugar ayer apenas hubo reproches contundentes al equipo de gobierno –salvo por parte del grupo popular–, siendo incluso felicitados por la oposición debido a su buen proceder durante las semanas y meses previos facilitando información de las nuevas tasas al resto de grupos de la Corporación. «Las formas esta vez han sido las correctas», indicó la concejala de Ciudadanos, María José García Orejana, en una idea repetida por el concejal de Centrados en Segovia, Cosme Aranguren. «Estamos muy de acuerdo con las formas. Ha habido las suficientes reuniones. Este debe ser el procedimiento a seguir en todos los asuntos municipales», aseveró.

Izquierda Unida justificó su abstención –al igual que año pasado– al considerar las tasas muy similares a las de 2017. «Siempre hemos defendido los impuestos progresivos que defiendan servicios de calidad», aseguró Galindo, defendiendo la estructura de la tasa del agua por tramos y rechazando una rebaja en el IBI siempre y cuando su disminución suponga una merma en la capacidad inversora del Ayuntamiento.

IU, Ciudadanos y PP se abstienen ante la propuesta socialista de tasas, impuestos y precios públicos

En este sentido, Ciudadanos aseguró no entender que no se pueda rebajar el IBI debido a la incertidumbre con el impuesto de plusvalía. Sobre la tasa del agua, María José García Orejana abogó por implantar en el futuro un tasa especial para las familias numerosas después de que durante el próximo año se produzca una sustitución en los contadores de las viviendas que permita controlar cuantas personas residen en cada domicilio.

Centrados en Segovia, la única formación –junto al PSOE– que votó a favor de las tasas, justificó su postura al estar de acuerdo en la recaudación que se espera obtener. «Es de agradecer que se reduzca el IBI y el agua. La tasa de hace dos años fue un ‘tasazo’ y ahora la estamos ajustando al coste que tiene», declaró Cosme Aranguren, quien también valoró positivamente la rebaja para las terrazas de restaurantes de categoría especial.

Más duros con las ordenanzas fiscales se mostraron desde la bancada popular. «El equipo de gobierno nos ha vendido una presunta rebaja fiscal que no existe. Rebajar la presión fiscal no es bajar dos tramos del tasazo del agua y además hacerlo por ley», subrayó el concejal Javier Encinas, quien apuntó que desde la llegada del PSOE al gobierno municipal ha aumentado un 170% la recaudación a través del IBI.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos