La ordenanza para poner freno a la cartelería irregular establece multas de hasta 900 euros

Carteles en la avenida del Acueducto. /Antonio de Torre
Carteles en la avenida del Acueducto. / Antonio de Torre

García Orejana considera «discriminatoria» la norma y votará en contra de su aprobación este viernes en el pleno

El Norte
EL NORTESegovia

La nueva ordenanza municipal que regula los «carteles anunciadores u otros elementos similares instalados en vía pública en el centro histórico» establece la prohibición de instalar en las calles del casco histórico, fuera de los establecimientos, carteles de tiendas, bares o restaurantes que limitan el espacio de paso de los peatones y que en muchos casos perturban la estética de los lugares, y prevé sanciones que van de 50 a 900 euros.

La Concejalía de Obras y Servicios Municipales lleva al pleno de este viernes la nueva ordenanza, que contempla sanciones para loas infracciones leves de 50 a 300 euros; de 301 a 600 euros para las graves y de 601 a 900 euros para las infracciones muy graves. La norma, que el equipo de gobierno considera necesaria para evitar la instalación irregular de estos carteles en las calles, no tendrá el respaldo de todos los grupos.

María José García Orejana, portavoz del grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de la capital, votará en contra este viernes de la aprobación de la nueva ordenanza. La portavoz de Cs dice que «esta normativa es incoherente y contradictoria tanto para el principio de igualdad de todos los segovianos como para la accesibilidad universal».

Accesibilidad

El grupo municipal de Ciudadanos ha manifestado su intención de votar en contra de la nueva ordenanza. Considera en primer lugar que en su redacción el equipo socialista «no ha atendido a las aportaciones de Ciudadanos» y que además la norma es «contraria al cumplimiento de la Ley de Accesibilidad Universal, así como discriminatoria para parte de los segovianos», declara García Orejana.

La portavoz de la formación naranja asegura que «desaprobamos que la normativa municipal afecte solo a las zonas con importancia histórica, puesto que la accesibilidad debe cumplirse en toda la ciudad, con independencia de que sea un área más o menos histórica».

García Orejana ha reprochado a Paloma Maroto, concejala de Obras y Servicios, su actitud porque «ha rechazado elaborar una normativa completa y pormenorizada porque según nos ha trasladado implica a muchas áreas y supone un galimatías y un retraso». En opinión de la portavoz municipal de Cs, «es incomprensible que esta ordenanza hable de promover la accesibilidad universal y movilidad, pero al contrario de su exposición de motivos, regule de forma sesgada y dividiendo la ciudad». En este sentido, argumenta García Orejana su voto en contra en que «desde Ciudadanos apostamos por una ciudad accesible a todos los niveles y en todos los rincones, de manera ecuánime e igualitaria para todos los segovianos», y en cambio, añade, «esta ordenanza representa lo contrario, y como no es beneficiosa para los segovianos, no tendrá nuestro apoyo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos