Un nuevo plan estratégico hasta 2023 cogerá el testigo de Segópolis

Sonia Ortuondo, responsable de la unidad de consultoria de Enerlis; Ibon Basterrechea, director general de la empresa; la alcaldesa, Clara Luquero, y el concejal José Bayón. /De Torre
Sonia Ortuondo, responsable de la unidad de consultoria de Enerlis; Ibon Basterrechea, director general de la empresa; la alcaldesa, Clara Luquero, y el concejal José Bayón. / De Torre

Luquero destaca la importancia de la participación ciudadana en un proyecto que estará listo en el segundo semestre de 2018

El Norte
EL NORTESegovia

El Ayuntamiento de Segovia ya ha dado los primeros pasos para la elaboración del nuevo Plan Estratégico de la ciudad. Tres años después de la disolución de Segópolis (la Asociación del Plan Estratégico de Segovia y su entorno encargada de plantear las líneas de actuación de la ciudad entre 2006 y 2016), el Consistorio inicia el camino para elaborar un nuevo plan que recoja los activos, las potencialidades y los retos a los que se enfrentará Segovia tanto en el presente como en el futuro, al menos hasta 2023, así como los objetivos y líneas estratégicas a desarrollar por la ciudad durante este periodo de tiempo.

El nuevo Plan Estratégico tendrá una duración de cinco años y está previsto que vea la luz en el segundo semestre de 2018. Consta de una primera fase de diagnóstico, ya puesta en marcha, en la que se busca involucrar a la ciudadanía y a los agentes socioeconómicos locales para identificar las principales debilidades, fortalezas y retos de Segovia, en una tarea que consta de tres cauces para recabar información: el primero ha contado con la colaboración de los técnicos y funcionarios municipales; el segundo se inicia hoy con la apertura de un buzón de sugerencias en las páginas web del Ayuntamiento (www.segovia.es) y de la concejalía de Desarrollo Económico, Empleo e Innovación (www.segoviaactiva.es), donde los vecinos podrán responder a un formulario que servirá para conocer la opinión de los segovianos sobre su ciudad; y una tercera vía que se pondrá en marcha a partir de la próxima semana y que constará de reuniones sectoriales con agentes sociales, patronales, sindicatos, universidades y formaciones políticas.

Esta primera fase de diagnóstico cuenta con un presupuesto de 14.800 euros y se llevará a cabo por la empresa Enerlis, con trabajos similares en otras ciudades españolas como Castellón de la Plana, y también en el extranjero, como en Cuenca (Ecuador). Durante «dos o tres semanas», según confirmó el concejal de Empleo, José Bayón, los segovianos podrán realizar sus aportaciones a una evaluación del estado de la ciudad que se presentará durante la primera quincena de enero en el consejo sectorial de desarrollo local. Una vez celebrado comenzará la segunda fase, de ejecución, con una duración aproximada de cinco o seis meses y un presupuesto de unos 50.000 euros. Esta parte será elaborada por la empresa que resulte elegida del proceso de licitación, y donde la participación de los ciudadanos (y del resto de actores) será todavía más intensa para elaborar las líneas estratégicas de la ciudad y que éstas cristalicen en un documento con objetivos concretos.

El plan, que también se considera un documento «clave e imprescindible» para acceder a fondos europeos, transnacionales y nacionales, estará establecido en torno a a varios ejes: institucional, social, desarrollo económico, urbanismo, sostenibilidad, medio ambiente e innovación, así como varios ejes transversales. Además, contemplará otros proyectos ya anunciados por el equipo de gobierno, como Smart Digital Segovia. «Es un apartado específico y formará parte de la estrategia», declaró José Bayón.

Ibon Basterrechea, presidente de Enerlis, indicó que durante la fase de diagnóstico se buscará «una participación de toda la ciudadanía, la administración, el tejido socioeconómico y de la universidad». y servirá para conocer la situación de real de Segovia y de sus retos. «En los últimos dos o tres años se ha conseguido que en España todas las ciudades de más de 50.000 habitantes tengan un plan estratégico. Las que no lo tienen están poniendo empeño en desarrollarlo. Primero hay que tener una visión de que queremos que sea la ciudad en unos años y luego hay que poner una ruta, un plan de trabajo, para alcanzarlo», concluyó el presidente de la empresa encargada de realizar el diagnóstico de Segovia.

Más oportunidades

«La columna vertebral del plan es la participación ciudadana. Podríamos decir que un plan estratégico lo es con los ciudadanos, por los ciudadanos y para los ciudadanos», declaró la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, quien espera la colaboración de los segovianos para elaborar el futuro diseño de la ciudad y que «todos juntos seamos capaces de trazar ese camino que nos conduzca a una ciudad generadora de más oportunidades para todos y con mejores perspectivas de futuro». El plan estratégico finalmente estará listo, según la regidora, en el segundo semestre de 2018 y abarcará hasta 2023, pese a que la idea inicial –que figuraba como una de las cien medidas a tomar en sus primeros cien días de legislatura– establecía la vigencia del mismo entre 2016 y 2026.

El nuevo plan estratégico cogerá el testigo de Segópolis, una estrategia que desde 2006 «cambió mucho la ciudad» según Clara Luquero, quien recordó el avance en materia cultural que experimentó Segovia durante esos años. «Ahora el gran reto para nosotros es conseguir diversificar la economía y convertir a Segovia en un territorio atractivo para la inversión productiva en industria cultura, creativa y tecnológica», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos