El nordeste segoviano, un poco más incomunicado

Un autobús llega a la parada de un pueblo. /Gabriel Villamil
Un autobús llega a la parada de un pueblo. / Gabriel Villamil
Segovia

Desde el pasado verano, el cambio de concesionaria ha provocado el cambio de frecuencias en los autobuses de la línea que une Aranda de Duero y Madrid

EVA ESTEBANSegovia

Desde que el verano pasado, la empresa destinada al transporte de viajeros Alsa dejara de gestionar la línea Aranda de Duero-Madrid, los municipios segovianos ubicados en el corredor de la A-1 desde Boceguillas hasta la localidad burgalesa están «bastante cansados» de la situación que se ha creado. El motivo «principal» es que la nueva concesionaria, Aisa, ha modificado los horarios «sin ningún sentido» y «cientos de vecinos» se han visto perjudicados por esta decisión.

Así lo confirma el alcalde de Campo de San Pedro, Diego López, quien además asegura que están manteniendo «varias reuniones» con la compañía y la Delegación Territorial de la Junta para poder llegar a un acuerdo «que nos venga bien a todos».

«Tardamos diez minutos en llegar a la parada; si tenemos que ir en coche no baja de tres horas» diego lópez, alcalde de campo de san pedro

«Estamos presionando para poner dos paradas nuevas y en unos horarios normales para toda la gente, no puestos de cualquier forma y que casi nadie utiliza», desvela el regidor.

En el periodo anterior, bajo la gestión de Alsa, este problema no existía, ya que llevaba tanto la línea entre Aranda de Duero-Madrid como la de Irún-Madrid, ambas con parada en Boceguillas. De esta forma, han visto «suspendidas» cuatro líneas en las que los autocares iban «prácticamente llenos». «Era un servicio que estaba muy bien prestado, pero al irse Alsa, la línea entre el País Vasco y Madrid tampoco pasa», lamenta López.

Únicamente dos servicios

En la actualidad, «únicamente» cuentan con dos servicios. El primero hace parada en Boceguillas en torno a las once y media de la mañana y el segundo, a las seis de la tarde. «A la gente le vienen muy mal esos horarios. Si va dirigido a estudiantes, no pueden coger el autobús porque es a media mañana, y la gente que quiera ir o volver de Madrid, o les parte la mañana o la tarde», se queja el alcalde Campo de San Pedro. «No tiene sentido, se mire por donde se mire; se supone que es un servicio que tiene que atender las necesidades de los ciudadanos», ahonda en su crítica.

López considera que los servicios que se ofrecían antes eran «más adecuados», puesto que «salía uno a las ocho de la mañana y otro a las cinco de la tarde». «Estos son los problemas que de verdad importan a la ciudadanía, parece que viven en un pedestal», lamenta el regidor.

En negociaciones

Esta iniciativa está promovida por todos los municipios que forman parte de la Coordinadora para el Desarrollo Integral del Nordeste de Segovia (Codinse), puesto que «no tenemos otra forma de desplazarnos». «Tienen que entender que es la vía de comunicación que cogemos para desplazarnos hasta Madrid o Aranda», señala López.

«Tardamos diez minutos en llegar a la parada; si tenemos que ir en coche, de las tres horas no baja», prosigue. Tras la Semana Santa, la plataforma retomará las negociaciones con Aisa y la Junta. La última tuvo lugar hace dos semanas y, por el momento, no han llegado a ningún acuerdo, aunque sí están acercando posturas. «No soy capaz de decir si para verano habremos solucionado esto», apostilla el alcalde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos