El PP de Nava 'jubila' a sus ediles más veteranos para rearmarse

Los miembros del grupo municipal del PP en Nava. / EL NORTE

Luis García de Yébenes y Blanca López García dimiten para dar paso a María Inmaculada Hernando García y Yolanda de Benito Ortega

FERNANDO DE LA CALLE Nava de la Asunción

Coincidiendo con el ecuador del mandato, y con el fin de impulsar la actividad del grupo municipal del Partido Popular para tratar de recuperar la Alcaldía de Nava de la Asunción en las próximas elecciones, los miembros que conformaron la candidatura en la cita con las urnas de 2015 han acordado dar paso a nuevas caras. Para ello, dos de los ediles más veteranos, Luis García de Yébenes y Blanca López García, renunciaron ayer a su acta de concejal en beneficio de Inmaculada Hernando García y Yolanda de Benito Ortega. Esta última llega al cargo tras las renuncias de Armando García y Juan Bautista Rodríguez, otros dos históricos populares que le precedían en la lista electoral.

El portavoz del grupo popular, Eduardo Verdugo, nombrado recientemente miembro del comité ejecutivo provincial como secretario de Relaciones Institucionales, ha expresado su «agradecimiento por la dedicación y el trabajo desarrollado a lo largo de todo este tiempo, de las personas que dan un paso a un lado», dejando claro también que esta renovación no obedece a ninguna crisis de grupo, «es más bien dar un nuevo impulso hasta que llegue el momento de las elecciones. Se ha elegido la mitad de la legislatura para que nadie piense que alguien estaba incómodo y para respetar los plazos, justo después de la renovación del partido a nivel regional y provincial», señala Verdugo.

«Hacernos a un lado»

Para Luis García de Yébenes, hasta ahora segundo del grupo popular, la situación está muy clara: «Yo no me voy a presentar a las próximas elecciones, y por eso le propuse a Eduardo plantearnos si no estaría bien que gente que eventualmente pudiera presentarse, que estuviera en la candidatura, que pudiera ir entrando y conociendo el trabajo y el funcionamiento del grupo y cómo se mueve el Ayuntamiento. Esa ha sido la única razón, nada más. Se trata de hacernos a un lado los que ya somos de la vieja hornada, que no vamos a seguir dentro de dos años y que entre gente nueva», comenta el edil.

Para García de Yébenes, la transición en el seno del grupo «está siendo totalmente normal» y, en este sentido, afirma que tanto él como el resto de compañeros que ahora se retiran seguirán colaborando con el grupo popular. «Si por la razón que sea necesitan ayuda no habrá ningún problema en hacerlo por nuestra parte y si hay reuniones y tenemos que acudir, lo haremos. Yo creo que la gente se tiene que renovar en las instituciones, no se trata de ser como Ramsés II, es normal trabajar unos años y dejar a otras personas con otras iniciativas. Yo tengo sesenta años, continué por un tema de fidelidad. Eduardo sabía que tanto si hubiéramos ganado como si no, esta iba a ser mi última estancia en el Ayuntamiento. Ahora me tengo que dedicar a ser abuelo y a viajar más», señala el edil dimisionario.

Tras presentar su dimisión, el edil ha hecho balance de sus años en el gobierno y en la oposición municipal. «Estos últimos años en la oposición han sido muy cómodos porque no tienes que trabajar atnto, no tienes que tomar decisiones rápidamente, sólo estar vigilando las cosas que nos parece que hacen mal y decirlo. Los años de gobierno fueron al principio muy ilusionantes porque pones en marcha proyectos que algunos de ellos siguen en pie y destacaría el trabajo en equipo, el trabajo colegiado que se hacía con Santiago. Jamás tomaba una decisión de una forma unilateral, sin ponerlo en conocimiento del grupo. Me parece que eso es muy enriquecedor e hizo que las relaciones personales con ellos fueran, y son, muy buenas», señala.

Hasta octubre

Cuando se notifiquen las dimisiones y renuncias en el próximo pleno municipal y a la junta electoral, las nuevas ediles deberán esperar al pleno del mes de octubre para tomar posesión de sus cargos, aunque es posible que el líder de los populares, Eduardo Verdugo, solicite la convocatoria de un pleno extraordianrio para acelerar el proceso.

«No hay problemas de prisas, es cuestión de que pase el tiempo legal para poder hacer las cosas, estaremos el tiempo que haga falta, aunque sí que es cierto que nos gustaría que al menos para fiestas ya hayan tomado posesión y podamos estar en el nuevo grupo todos juntos», señala el edil popular, quien espera «seguir afrontando el futuro con energía, con retos tales como la renovación del compromiso adquirido como concejales con nuestros vecinos, trabajando con cercanía, rigor y tansparencia».

Nava de la Asunción, añade, «tiene que volver a ser ese pueblo que por su peso sea modelo en todos los ámbitos de nuestra realidad social. Orgullo de ser navero por lo que somos y cómo lo hacemos y no por lo que fuimos o cómo lo hicieron», concluye.

Fotos

Vídeos