Música con Gusto cierra con una parada en la Ruta 66

Los espectadores, en el jardín del Museo Esteban Vicente.
Los espectadores, en el jardín del Museo Esteban Vicente. / Daniel Sanz

El jardín del Museo Esteban Vicente de Segovia enamora a los cien asistentes a la velada de clausura de la quinta edición del festival organziado por la Fundación Caja Rural

EL NORTE Segovia

El ciclo Música con Gusto se despidió con una parada en la Ruta 66, la mítica carretera que unía las ciudades de Chicago y Los Ángeles y que desde los años 50 hasta hoy ha sido un referente para entender la música. Desde el blues hasta el rock pasando por el country… músicos que dejaron como lección que lo más importante de cualquier trayecto no es el destino, sino el propio camino.

La Banda Ruta 66 ha tomado como propia esa forma vital de entender la música afrontando, el reto de hacer de cada versión un viaje lleno de la frescura y la autenticidad de aquel paisaje musical, y a la vez, sin renunciar a una identidad y sonido propios. Una puesta en escena, sencilla y sobria que mantiene al espectador activo, sin posibilidad de sospechar qué nota se oirá en cada solo de guitarra, de piano, de voz… Creatividad, profesionalidad y complicidad con quien escucha, como elementos imprescindibles en cada canción. Paco Bravo, Javier Teso, David Carabias, Joaquín Hidalgo, Guillermo R, los 5 músicos (y ante todo amigos) que componen la banda, ofrecieron un repertorio con versiones propias en inglés y en castellano, desde Jimi Hendrix (’Hey Joe’), a John Fogerty (’Fortunate Son’), al mítico Papoo y su ‘Rock&roll y fiebre’.

Garciani fue la bodega que invitó a disfrutar a los asistentes con una propuesta muy especial, creativa y sorprendente. «La revolución del vermú» fue literalmente lo que se vivió en el jardín del museo Esteban Vicente, señalan fuentes de la organización. Un vermú base y dos cócteles (uno con toques de romero y otro más cítrico y mentolado, ‘un mojito de vermú’), fueron las propuestas, que entusiasmaron a los asistentes. Bon Appetit ofreció tres tapas espectaculares, un tartar de rape, aguacate y mango con reducción de grosella; un hojaldre de verduras de temporada con jamón de bodega y quesos y un crepe para terminar, como propuesta estrella de la crepería segoviana.

La quinta edición del ciclo ‘Música con Gusto’, organizado por la Fundación Caja Rural, ha ofrecido tres veladas gourmet, en las que las melodías se han fusionado con la belleza de los espacios escénicos que brinda la capital segoviana y con la gastronomía. El objetivo de esta iniciativa es que «el espectador sienta desde el minuto uno y disfrute de una completa y mágica velada», según explicó en la presentación Beatriz Serrano, directora del festival y de la fundación.

Fotos

Vídeos