Multas por trepar por las piedras del Acueducto o introducir colillas en los huecos

Perros orinando junto al Acueducto. /De Torre
Perros orinando junto al Acueducto. / De Torre

La nueva ordenanza municipal establecerá las sanciones

EL NORTESegovia

Actividades inadecuadas como permitir que los perros orinen, trepar por sus piedras o introducir colillas en los huecos del Acueducto romano de Segovia son algunas de las prácticas que regulará y sancionará la nueva ordenanza municipal, según ha indicado hoy el arquitecto municipal Manuel Marcos.

Momentos antes de participar en la primera jornada de la segunda edición de conferencias sobre el Acueducto de Segovia, Marcos ha explicado que es necesario que determinadas actuaciones se regulen legalmente para «proteger» el monumento.

Además, ha advertido de la necesidad de introducir «pequeñas» medidas que contribuyan a su conservación como la regulación de conciertos en su entorno o la «ordenación» y «reestructuración» de la Plaza Oriental, informa Efe.

Asimismo, ha recordado la importancia de las intervenciones y peatonalizaciones que se han llevado a cabo y los estudios realizados sobre aspectos tan concretos como el efecto que tienen las vibraciones o los humos sobre la estructura.

Por su parte, el director del Museo de Segovia y arqueólogo, Santiago Martínez, ha indicado que la continuación de las investigaciones sobre los materiales del monumento han permitido confirmar la datación avanzada en las pasada edición de las jornadas que rejuvenece al monumento en veinte años, ya que se estima que fue construido en el año 117 y no en el 98.

Por último, ha recalcado que esta nueva cronología ha sido el punto de partida para abrir nuevas líneas de investigación sobre la ciudad romana poniendo especial énfasis en el siglo II.

El foro o las termas de San Martín son algunos de enclaves pendientes de excavar, y que pueden aportar detalles importantes de esta época, además, ha indicado que prácticamente cualquier lugar de la ciudad es susceptible de albergar restos romanos.

Eso sí, ha insistido en que las excavaciones dentro del casco urbano son «muy complejas» por la monumentalidad de sus calles, por eso, ha defendido la necesidad de aprovechar las obras que se realicen en el pavimento para estudiar y analizar las etapas más antiguas de ocupación de la ciudad.

Fotos

Vídeos