La montera de la impugnación

A la izquierda, el diseño del cartel de este año, y a la derecha, la montera del autor que piensa impugnar el concurso. / El Norte
Segovia

Un diseñador sopesa refutar el concurso del cartel de Ferias y Fiestas de Segovia por uns supuesta copia de una de sus imágenes

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Las bases del concurso que regulaban las reglas del juego para diseñar el cartel de las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro son claras, aunque parecen haber creado un conflicto que puede acabar en la impugnación de la imagen ganadora. El enfado de Juan Alberto de Lucas es mayúsculo. Comenta que el jueves, que es cuando la alcaldesa desveló cuál iba a ser el diseño que presidirá el programa de este año, recibió varias llamadas de amigos y conocidos para felicitarle. Pero no había razones. No se había presentado al concurso. Entonces vio la imagen de Gonzalo de las Heras y comprendió la confusión.

La montera, «que es el 75% del cartel y donde se va la vista», es obra suya, aunque dice no tenerla registrada. Publica y gestiona un blog dedicado a la indumentaria tradicional segoviana y uno de sus modelos coincide con el que figura ya en los carteles y programas del ciclo festivo que está en capilla.

Ese mismo día llamó a la Concejalía de Cultura para hacer ver que el diseño vencedor tenía un componente suyo. Puede demostrarlo y acreditarlo con los bocetos y el trabajo que elaboró en su día para realizar esa montera, ahora de la discordia. A Juan Alberto de Lucas no le han convencido las explicaciones de los representantes del Ayuntamiento, por lo que está decidido a impugnar el fallo.

La respuesta de Cultura

Por su parte, la interlocución de la Concejalía de Cultura le ha explicado que las bases, en su punto tercero, estipulan que «en el caso de que el autor utilice o interprete elementos preexistentes, será responsable el autor de haber adquirido previamente los derechos de uso de dichos elementos, quedando el Ayuntamiento exonerado de cualquier responsabilidad en este aspecto».

Es decir, conmina al autor del cartel y al autor de la montera a que lleguen a un acuerdo satisfactorio para todos. El ganador del concurso asegura que nunca ha pretendido copiar el diseño ni plagiar una idea, sino que lo que hizo fue reelaborar y hacer una nueva pieza para presentarla al certamen.

Por su parte, Juan Alberto de Lucas incide en el punto dos de las bases en su contestación a la Concejalñia de Cultura: «Se admitirán solamente bocetos inéditos». Y a su juicio, el diseño ganador no lo es.

Fotos

Vídeos