Montejo de la Vega bate su récord de buitres leonados

Jesús Hernando, guardia del refugio; Fidel José Fernández, director del fondo de recuperación; Azucena Esteban, concejala de Aranda de Duero; Juanjo Molina, comisario de la exposición, y Laura Moreno, de Adena. / Susana Gutiérrez
Segovia

El refugio segoviano de aves, inaugurado en 1975, fue el primer ejemplo de custodia de territorio en España

SUSANA GUTIÉRREZSegovia

Es un espacio único en el mundo por muchos aspectos y que bate récords en cuando a especies avistadas. El refugio de aves rapaces de Montejo de la Vega tiene censadas 330 especies distintas de vertebrados y así queda recogido en su última hoja informativa. «Es una zona enormemente rica, además de por la diversidad de especies y la gran población de aves rapaces, de las más grandes de Europa; el territorio tiene unas características especiales que no tiene ningún otro lugar que y le hacen ser especial», explica el director del Fondo de Recuperación del Refugio, Fidel José Fernández.

El paraje natural de Montejo de la Vega recorre sus cuatro decenios de histórica en una exposición conmemorativa que se realizó en el año 2015 con motivo del 40 aniversario del paraje natural. Tras pasar por la Casa de Ciencias de Logroño, que financió la iniciativa, y el Museo de Ciencias Naturales, ahora llega hasta la Casa de Cultura de Aranda de Duero (Burgos), donde estará abierta al público hasta el 30 de agosto.

«Queríamos que estuviera en un lugar cerca del refugio para que la gente que está implicada en el lugar pudiera visitarla», detalla el comisario de la exposición, Juan José Molina. Entre los paneles, se puede ver cómo es el refugio, su biodiversidad, la historia desde su inauguración, la gestión o las personas que han marcado la trayectoria que ocupan un destacado lugar en la cita. Y es que las personas del entorno han sido fundamentales en la que hoy es una de las zonas naturales más ricas.

Apoyo popular «excepcional»

«Tenemos un apoyo popular que es excepcional y que se masca en el ambiente. En otros sitios de España, los naturalistas están al margen de la población local, aquí no», afirma el director del Fondo de Recuperación. En este sentido, quiere reconocer el valor humano del proyecto por considerar que en la defensa de la naturaleza, «más que los medios técnicos y económicos, son importantes las personas que hacen posible todo esto».

El refugio de aves, inaugurado en 1975, fue el primer ejemplo de custodia de territorio en España, un lugar pionero. El gran seguimiento y conservación –todos los nidos están censados rigurosamente–, es otros de los aspectos que han marcado la historia, algo que se transmite también a los visitantes.

Fidel José Fernández cuenta que las personas que se acercan se quedan impactadas fundamentalmente por cuatro factores: las grandes dimensiones con muchas hectáreas; la zona salvaje que lo rodea, la cantidad de rapaces y la diversidad de especies, además del factor humano.

Aumento del 30% en cuarenta años

Respecto a los datos de censo de buitres en el refugio, el doctor Fidel José Fernández alerta de que las cifras son muy positivas dentro del refugio, pero no ocurre lo mismo en los alrededores. «No podemos permitirnos bajar la guardia porque el aumento en el refugio no se corresponde con lo que está pasando en las zonas aledaña», lamenta.

En el último censo, el refugio batió el récord de buitres leonados de los últimos decenios con 1.161 ejemplares, según revela el informe final del 34 censo de otoño que realiza el Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega. Los estudios fueron elaborados por 76 ornitólogos procedentes de ocho comunidades autónomas.

Tras más de 217 horas de trabajo, las conclusiones revelan un incremento superior al 30% en 40 años. De hecho, en el censo de 2016 se ha superado en 44 ejemplares el récord hasta el momento que se registró en 2004 con 1.117 buitres, mientras que en 2015 fueron 1.115.

Fotos

Vídeos