Más de la mitad de los nacidos en Segovia reside fuera

Encuentro de Segovianos en el Mundo celebrado en la Casa del Sello de la Diputación. /Antonio Tanarro
Encuentro de Segovianos en el Mundo celebrado en la Casa del Sello de la Diputación. / Antonio Tanarro

La quinta edición de Segovianos en el Mundo reúne a 21 emigrantes que han regresado por Navidad a la provincia

EVA ESTEBANSegovia

Uno no se da cuenta de lo que tiene hasta que no está lejos de su casa. Estar en un país extranjero alejado de los seres queridos y del lugar donde uno se ha criado ayuda a valorar más el entorno y los pequeños detalles de la vida cotidiana. De ello están seguros todos los segovianos que «por razones profesionales y de estudio están desempeñando su oficio fuera de España, en prácticamente los cinco continentes», asegura el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Vázquez. Una beca Erasmus de investigación o una empresa con sede en el extranjero son solo algunos de los ejemplos que han hecho que hayan tenido que irse fuera.

Según datos de la Corporación, en la actualidad «cerca de 110.000 segovianos nacidos en la provincia» residen fuera de ella, ya sea en el extranjero o en cualquier otro punto de España. También están aquellos que «por unas razones u otras han nacido en Segovia pero no se sienten segovianos, y no se les tiene en cuenta dentro del cómputo», explican fuentes de la entidad. Así, solo uno de cada dos segovianos nacidos en la provincia viven en la actualidad en ella.

Pero, como muchos de los que residen fuera, han regresado a casa por Navidad. Aprovechando estas fechas, la institución ha celebrado un encuentro al que han asistido cerca de una veintena de segovianos que llevan por bandera a Segovia allá por donde pisan. Es el quinto año que la entidad presidida por Vázquez realiza esta iniciativa, celebrada en la Casa del Sello, con el objetivo de que «intercambien experiencias e impresiones de lo que ven en otras culturas porque es muy enriquecedor».

«Lo fundamental que dicen es que siempre se acuerdan de Segovia, de sus familias y de la comida». Por ello, aseguró el presidente de la Diputación, tratarán de «potenciar nuestros productos, como hemos venido haciendo hasta ahora» en países que tienen otras culturas.

Los participantes del encuentro proceden de países como Reino Unido, Bélgica, Italia, Polonia, Islas Fiji, China, México, Estados Unidos o Escocia, aunque también de ciudades españolas como Madrid: «Me sorprenden no solo los países a los que van a vivir, sino también las dedicaciones. Son profesiones muy variadas», continúa el presidente provincial. A las ocupaciones a las que se refiere Vázquez no son otras que las ligadas «con las letras, periodistas y profesores», pero también «vinculadas con las ciencias, como ingenieros, empresarios y cuatro o cinco estudiantes de Erasmus que están diseminados fundamentalmente en países de Europa», señala.

Profesiones variadas

Desde la distancia, Segovia se ve diferente, aunque todos ellos coinciden en echar de menos cosas «simples y sencillas» que no se pueden encontrar en los lugares en los que están, como el aire puro que respiran o pasear por las céntricas calles de la capital segoviana. «Estamos acostumbrados a ver a diario monumentos como la Catedral o el Acueducto y hasta que no lo ves desde la distancia, no lo aprecias y te muestras orgulloso de ello», asiente uno de los grupos de segovianos que mantiene una conversación.

Todo ello les ayuda a valorar más su tierra. Ahora que viven fuera, la «venden» entre sus amigos extranjeros y los invitan a «conocerla y descubrirla». «Se muestran muy orgullosos de su provincia y valoran sobre todo la rica y amplia oferta cultural», asegura Vázquez. Entre los asistentes llamó la atención la gran presencia de ingenieros, ya sean informáticos, técnicos o agrarios. No solo tienen en común su amor por Segovia, sino también por compartir estudios superiores en campos como el Derecho, la Filología o la Comunicación Audiovisual. También están los que trabajan en organismos como la Comisión Europea, en el Parlamento Europeo o en la sede del Banco Mundial de Washington o los que cursan una beca o han decidido partir tras jubilarse. Es el caso de Santiago Sanz, un jubilado que «por circunstancias personales» ha residido en los últimos doce años en México.

No es necesario haber nacido en la provincia para sentirse un segoviano más. Lo tiene claro Sandra Reales, una joven bruselense de 22 años hija de segovianos que siente a Segovia como si hubiera nacido en ella. Estudia un Máster de Estrategia Global en Virginia (EE UU), pero su futuro en el estado norteamericano tiene los días contados. A principios del próximo año viajará hasta China para continuar su formación en la Universidad de Lingnan y, más adelante, finalizará el posgrado en la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas (ESADE) de Barcelona.

Diego Sebastián es la otra cara de la moneda. Aún no ha dado el salto definitivo al mundo laboral, pero no es por falta de ganas e ímpetu: «Tras trabajar como becario en una empresa de Madrid, decidí probar suerte en el extranjero», argumenta. Lleva «algo más de un año» viviendo en Suiza, una experiencia que le está permitiendo aprender nuevos idiomas, lugares y culturas.

Una vez finalizado el encuentro, los asistentes tuvieron la oportunidad de charlar entre ellos y de trasladar sus sensaciones y vivencias tanto al presidente de la Diputación como a varios de los diputados que no quisieron perderse la cita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos