Más de la mitad de los municipios segovianos tiene problemas con Internet, la TDT y los móviles

Repetidor de San Cristóbal de la Vega, sin actualizar desde 2005. /El Norte
Repetidor de San Cristóbal de la Vega, sin actualizar desde 2005. / El Norte

Hay localidades condenadas a la desaparición por falta de acceso a las telecomunicaciones

CLAUDIA CARRASCALSegovia

El acceso a las telecomunicaciones, incluso a las más básicas, sigue siendo una odisea para los más de 100.000 habitantes del medio rural de Segovia. Esta situación supone un perjuicio y una falta de oportunidades para sus habitantes, empresas y negocios, pero sobre todo una forma de contribuir a la despoblación de los pueblos. En 2016 la Diputación Provincial elaboró un mapa que revelaba que 128 de los 208 ayuntamientos de la provincia tenían problemas con la recepción de la señal de la Televisión Digital Terrestre (TDT). 153 municipios aseguraron sufrir incidentes con la cobertura móvil y al menos 129 carecían de Internet. Esta situación a penas a mejorado y a pesar de las ayudas convocadas por la Junta de Castilla y León sigue afectando a más de la mitad de los municipios.

En San Cristóbal de la Vega llevan doce años sin ver los canales de televisión que les corresponden y es que desde 2005 el Ayuntamiento no ha actualizado el repetidor que se encuentra en el término municipal y que también da servicio a Rapariegos, Montejo de Arévalo, Tolocirio, Donhierro y Puras, este último en la provincia de Valladolid.

Uno de los vecinos del municipio, Antonio José Canino, lleva varios meses tratando de buscar soluciones y se ha puesto en contacto al menos seis veces con la Diputación Provincial. Aunque las posteriores comunicaciones no han tenido respuesta, el diputado de Administración y Personal, José Luis Merino, sí que contestó a la primera de ellas. Alegaba que a pesar de no ser competencia de esta administración, sino de la Junta de Castilla y León, habían procedido a abrir una convocatoria para seleccionar a un ingeniero de Telecomunicaciones que estudiaría las medidas oportunas a adoptar en la provincia. Sin embargo, los vecinos consideran que esta no es la solución, ya que «no es necesario un ingeniero que diagnostique el problema, sino fondos para hacer frente al presupuesto que ha enviado la empresa propietaria del repetidor, para que lo actualice», explica.

Para la extensión de la cobertura de los canales digitales la empresa ha presupuestado el servicio en 23.300 euros, además, de una cuota anual superior a los 3.000. Una cantidad que el Ayuntamiento no puede afrontar, según Canino, porque la anterior alcaldesa del PP, Emiliana Rogero, no solo no se preocupó de actualizar el repetidor durante doce años, sino que contrajo deudas con la Diputación que no invirtió en beneficio del pueblo. «Ahora el Consistorio debe 60.000 euros y no puede asumir este gasto», garantiza. En este sentido, lamenta la discriminación que sufren con respecto a otras localidades que se encuentran a seis u ocho kilómetros de San Cristóbal de la Vega y que pueden ver todos los canales con normalidad.

En este municipio, que se encuentra a unos 60 kilómetros de Segovia y cuenta con poco más de 100 habitantes, no pueden ver canales como Energy, Boing, Mega, 13Tv, Atresseries, o Real Madrid TV, sin embargo, al otro extremo, en Ayllón, uno de los pueblos más al este de la provincia, los problemas no se limitan a la televisión, sino que también afectan a la telefonía móvil e Internet.

El problema más grave es con la cobertura móvil, ya que de las siete pedanías que componen el municipio dos: Santibáñez de Ayllón y Grado del Pico, carecen por completo de este servicio y los en torno a 40 vecinos que los componen tienen que desplazarse hasta los pueblos cercanos para un acto tan cotidiano como hacer una llamada a través de su teléfono móvil sin cortes. No obstante, en las otras cinco pedanías: Francos, Estebanvela, Valvieja, San María de Riaza y Saldaña de Ayllón cuentan con una cobertura limitada, irregular y que en determinados puntos del pueblo se pierde.

Sin conexión

Lo mismo ocurre con Internet, ni Estebanvela, ni Santibáñez de Ayllón, ni Grado del Pico pueden acceder a través de la conexión por cable a la red y en el resto el acceso es lento y con limitaciones, excepto en Ayllón, capital del municipio en la que residen más de un millar de habitantes. La implantación de la tecnología 4G para los móviles ha ocasionado, además, que desde principios de año sean constantes las interferencias en la televisión y si hasta este año solo tenían dificultades para ver correctamente la tele Santibáñez de Ayllón y Grado del Pico, ahora afecta a toda la zona. «El Ayuntamiento ha puesto filtros en zonas estratégicas como colegio o el centro de jubilados de Ayllón, pero todavía hay problemas en muchas viviendas que no pueden ver los canales autonómicos, Telecinco o las diversas cadenas de Atresmedia», aclara el segundo teniente de alcalde, Alberto Navas. Su objetivo es establecer en Pico de Grado, que es suelo municipal, un repetidor para solucionar tanto los problemas de telefonía móvil como de televisión. Sin embargo, el mercado radioeléctrico depende de las empresas telefónicas por concesiones administrativas y el Ayuntamiento no puede actuar sin la implicación de otras administraciones, lamenta.

El Consistorio ha aprobado una partida para implantar un sistema de datos con wifi, además hay vecinos que necesitaban Internet y lo han tenido que contratar vía satélite, pero «son solo parches que no funcionan con la misma calidad ni llegan al mismo número de usuarios», sostiene. A su juicio, la única solución global y que no está limitada en el tiempo sería que la Administración autonómica negocie con alguna compañía telefónica. Navas reconoce que los vecinos se quejan de esta falta de oportunidades, aunque, en su opinión, lo hacen demasiado poco porque «es un servicio imprescindible en pleno siglo XXI». Además, está contribuyendo a los pueblos estén cada vez más abandonados. «La gente deja de venir los fines de semana y periodos largos de vacaciones porque no tienen como comunicarse con normalidad, además evita que se asiente población». Esta coyuntura, afecta no solo a los términos de Ayllón sino también a varios municipios colindantes tanto de Segovia como de Soria, entre los que se encuentran las pedanías de San Esteban de Gormaz. Por eso, el alcalde lamenta la gran mancha negra que se ha declarado en esta zona de la Comunidad, donde la la cobertura es inexistente. El desmantelamiento del operador de telecomunicaciones Iberbanda, que pertenecía a Telefónica, ha sido un gran batacazo para los municipios, ya que prestaba el servicio de Internet y telefonía en gran parte de la provincia. Ahora los pueblos solo tienen dos alternativas, según Navas, o utilizar los servicios vía satélite, que no funciona demasiado bien, o la conexión 3G, que donde no hay cobertura no funciona. Por eso, reclama a la Junta de Castilla y León sensibilidad con los ciudadanos del medio rural y soluciones para que puedan comunicarse.

El caso de Navalmanzano es diferente, ya que ni la cobertura de móvil ni la señal de televisión digital suponen un problema. También cuenta con acceso a Internet, pero la fibra óptica no llega al municipio. Bancos, empresas de materiales y recambios, viveros y fábricas ejercen su actividad en este pueblo, que se encuentra a 38 kilómetros de Segovia y tiene una población de cerca de 1.180 habitantes. Sin embargo, las posibilidades que les ofrece el ADSL no son suficientes para el desarrollo de su actividad. Pablo Torrego es el alcalde y asegura que la escasa velocidad de Internet está frenando el desarrollo económico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos