Miles de segovianos arropan a unos Reyes Magos cargados de lluvia

La marioneta Dundu saluda a los niños en la Plaza Mayor./Efe
La marioneta Dundu saluda a los niños en la Plaza Mayor. / Efe

La nieve no llega a tiempo de dar una luz especial a la Cabalgata, que tuvo aguaceros abundantes en todos los pueblos

El Norte
EL NORTESegovia

Ni si quiera el agua ha podido apagar la ilusión de los más pequeños en Segovia capital, que este viernes por la tarde han recibido a los Reyes Magos de Oriente ataviados con abrigos, chubasqueros y paraguas para hacer frente a las constantes lluvias y las bajas temperaturas, que han rondado los 4 grados centígrados, algo menos al salir el cortejo del Alcázar de Segovia, de donde ha partido la Cabalgata. La lluvia fina ha estado presente en los desfiles de todos los pueblos de Segovia, y en algún caso, como en Coca, ha sido suspendida y sustituida por un acto en la parroquia.

Antes de recibir a Sus Majestades, el público ha disfrutado de un espectáculo, de unos diez minutos, de luz, sonido, el relato de la historia de los Magos y efectos especiales y pirotecnia en la fachada del Alcázar, monumento que fue residencia de reyes y de donde, como marca la tradición, han salido hoy Melchor, Gaspar y Baltasar, informa Efe.

La lluvia tampoco ha impedido la salida de la pieza estelar de esta Cabalgata, la marioneta luminosa Dundu de cinco metros de altura, un homenaje al arraigo de los títeres en la ciudad, que repite su presencia en la ciudad tras haber encabezado la Cabalgata del año pasado.

Cerca de cuatrocientos voluntarios han formado parte de la comitiva que ha acompañado a los reyes en este mágico evento que, según fuentes de la Policía Local, ha transcurrido sin incidentes, con un recorrido distinto en la Plaza Mayor para pasar junto al belén luminoso instalado en la fachada del Ayuntamiento..

El recorrido ha estado amenizado por los ritmos, percusión, trompetas, clarinetes y tambores de grupos como Os Batucones o la Banda de la Unión Musical Segoviana, entre otros, y a los pies del Acueducto los Reyes Magos han escuchado, bajo una carpa montada para la ocasión, los últimos deseos de los niños.

Pajes y reyes han repartido hoy en Segovia 1.500 kilos de caramelos y gominolas sin gluten, aptos para celíacos, en un evento que ha contado con presupuesto de 65.000 euros y para el que se han utilizado las mismas carrozas que en los últimos doce años.

Policía Local y Nacional se han coordinado y han multiplicado sus efectivos en un operativo especial de seguridad con el fin de evitar altercados en las calles, además, han impedido el paso a vehículos a motor a lo largo de todo el recorrido de la cabalgata.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos