El medievo sobrevive en Ayllón

Grupo de danzas Ball de Bastons, procedente de Cataluña, en pleno baile de paloteo en la feria de Ayllón. / Antonio Tanarro
Segovia

La falta de ayudas no ha impedido que la celebración del tradicional mercado brille y sea un foco de atracción turística

EVA ESTEBANAyllón

Las calles empedradas y las típicas casas rojizas de Ayllón han retrocedido varios siglos en la historia este fin de semana para celebrar la vigesimoprimera feria medieval, en la que los vecinos se vuelcan e invitan a los visitantes a unirse a la fiesta. Este mercado, considerado por muchos el mayor acontecimiento del pueblo, por encima incluso de las posteriores fiestas patronales, cuenta con arraigo y personalidad propia, además de con un gran poder de convocatoria, ya que la afluencia de turistas llega a multiplicarse en algunos momentos álgidos.

La feria dio su pistoletazo de salida el sábado por la mañana con el pregón de apertura a cargo del actor Rafa Dedi, como así se le conoce, y desde entonces y a lo largo del fin de semana se han sucedido numerosos espectáculos de carácter medieval y renacentista de la mano de grupos procedentes de diversos puntos de la península, como la danza «clásica, oriental y zíngara» de las vascas Saray Aljalila y Kahina Mashati, tal y como señala ésta última.

Uno de los grupos musicales que nunca ha faltado a su cita con la feria ayllonense son los Ministriles de Cuéllar: «Es un mercado muy especial, tanto por las personas del pueblo como por el entorno; es único y muy bonito», afirma Alfredo Ramos, uno de los componentes. Más de un centenar de variados y atractivos puestos han ocupado la Plaza Mayor y las calles colindantes.

Antorchas, estandartes colgados de los balcones, cochinillos asándose de forma tradicional, fraguas improvisadas en medio de la plaza y habitantes ataviados como en la época de Alfonso VI han ambientado durante estos dos días Ayllón.

Paloteos

El plato fuerte de la feria llegó al final de la misma, el domingo durante el ocaso, con la actuación de Looking Back Septeto, grupo del mítico saxofonista Andreas Prittwitz. La cetrería también volvió a tener gran protagonismo con exhibición durante los dos días de feria.

Otro de los espectáculos que ha acaparado gran atención por parte de los asistentes, a pesar de las elevadas temperaturas y la exposición al sol, fue la actuación de paloteos a cargo de Ball de Bastons de Cataluña y del grupo de danzas de San Pedro de Gaíllos. Los componentes de este último, aunque «no es la primera vez» que van a danzar a Ayllón, miran asombrados el entorno y la caracterización:«Es sublime», afirma Chony Llorente, alcaldesa de la localidad segoviana y miembro del grupo.

El mercado, denominado Ayllón Medieval, es el más antiguo de este carácter celebrado en la provincia. Su primera edición fue en 1996 y, desde entonces, es organizada por la Asociación Cultural Amigos del Ayllón Medieval con la ayuda del Ayuntamiento del municipio. A pesar de la falta de respaldo económico por parte tanto de la Diputación como de la Junta, la 21 edición de la feria volvió a convertirse en foco de atracción turística.

Fotos

Vídeos