Médicos de familia que aprobaron la oposición de 2016 se sienten «engañados»

Opositores se examinan en una prueba convocada por Sacyl. /M. Á. Santos
Opositores se examinan en una prueba convocada por Sacyl. / M. Á. Santos

La oferta de Sacyl es para médicos de área que, a diferencia de la plazas para las que se presentaron, se crearon para cubrir fines de semana y vacaciones

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Hicieron lo más difícil, pero no contaban con que la verdadera cuesta arriba comenzaba cuando creían que ya habían conquistado la cima. Son médicos de familia que lograron con éxito culminar las oposiciones, se presentaron a la oferta pública de empleo que convocó el servicio público regional de salud y ahora la administración no les brinda lo que les prometió. Este es el resumen de la experiencia que padecen más de 250 profesionales de Castilla y León, de los que una veintena son de Segovia.

Han empezado a agruparse en la comunidad y de manera provincial para hacer oír su reivindicación. Dicen sentirse «estafados» y «engañados», como han manifestado los damnificados en distintas plataformas. Carlos Barra, médico especialista y experto en Gerencias de Áreas de Salud por la Universidad de Valencia, expone en una misiva pública que ha habido un «error». La equivocación –prosigue el que fuera adjunto al director general del antiguo Insalud– «no puede suponer en ningún caso perjuicio alguno para los opositores que han superado las pruebas». Así pues, conmina a la Administración regional, y en especial al consejero de sanidad, a que subsane la irregularidad.

Los afectados reclaman que se paralice la intención de ofertar a los profesionales plazas para la categoría de médico de área en lugar de las previstas de Medicina de Familia y Comunitaria en la Atención Primaria por las que lucharon, estudiaron, opositaron y se presentaron a la concurrencia pública de empleo.

Aunque a simple vista y en una primera escucha puedan parecer similares, no lo son. Los cargos y funciones son distintos. Los damnificados explican que la figura del médico de área surgió hace unos diez años con la finalidad de cubrir las sustituciones de los galenos que prestan atención en los centros de salud. Dichas ausencias corresponden fundamentalmente a los periodos de vacaciones y los fines de semana. Quienes ejercen como médicos de área coinciden en definirse como «cenicientas del sistema sanitario» que recogen las migajas que otros no quieren.

Incidencia en la formación

Las Unidades Docentes de Medicina Familiar y Comunitaria de Castilla y León también han llamado la atención sobre la «inquietud» que ha sembrado el proceso selectivo. Señalan que prácticamente la totalidad que se ofrecen son para médicos de área. Solo se salva una, que se localiza en Burgos. A la problemática general suscitada, se suman otros casos particulares que también ponen en evidencia el trastorno que trae consigo la oferta planteada por la Administración regional. Se trata de los opositores que han superado la convocatoria y que en la actualidad son tutores. Si se tuvieran que incorporar como médico de área, tendrían que dejar esa tarea de tutorización de residentes.

«Por tanto, nos sentimos muy preocupados ante la posibilidad de que se confirme la citada provisión de plazas», hacen hincapié en su comunicado conjunto las unidades docentes. Al igual que el experto en Gerencias de Salud de Área, reclaman a la consejería que «reconsidere» el planteamiento e instan a que «no adopte una decisión que entendemos muy perjudicial para el futuro del sistema de formación de especialistas de nuestra comunidad».

Fotos

Vídeos