Marta y Olarizu, once horas de espera para bailar con Morat

Las jóvenes posan con el cartel de Morat. /Mónica Rico
Las jóvenes posan con el cartel de Morat. / Mónica Rico

Estas dos jóvenes cuellaranas han sido las primeras en llegar al recinto

MÓNICA RICOSegovia

A las 11:00 horas de la mañana, once horas antes del concierto, las cuellaranas llegaban a la plaza de toros de la localidad, para ser las primeras en poder disfrutar de la banda colombiana Morat, que esta noche, a partir de las 10:00, ofrece un concierto en la villa con más de 2.500 entradas vendidas. Tuvieron que comer allí, pero poco les importó, pues, según afirma Marta, los 18 euros de la entrada es «el dinero mejor invertido de mi vida». Poco a poco fueron completando su grupo de amigos, la mayoría también de Cuéllar, junto a otros de Segovia, La Granja y Valladolid. «Nos encanta», afirmaban emocionadas una hora antes de la apertura de puertas.

Los primeros escucharon desde las puertas del recinto la prueba de sonido y habían estado toda la tarde siguiendo al grupo por Instagram, esperando alguna noticia que les anunciara su llegada a Cuéllar. Cada vez que se entreabría la puerta del coso -para meter vallas o cualquier otro preparativo de última hora- se producía una estampida hacia el lugar, ya que muchos jóvenes llevaban horas esperando poder disfrutar de la banda.

La mayoría de grupos que se encontraban en el lugar una hora antes de la apertura eran de jóvenes cuellaranos, aunque también había seguidores llegados desde Madrid o Valladolid. Desde Laguna de Duero llegaban María y Clara con sus madres, que la noche anterior también disfrutaban del concierto de Luis Fonsi. No es la primera vez que veían a Morat, pues ya lo habían hecho anteriormente en el LAVA de Valladolid, aunque en esa ocasión en un concierto acústico más íntimo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos