María Cuesta dona los 6.000 euros del grupo provincial de Ciudadanos

María Cuesta, en la toma de posesión como diputada provincial de Ciudadanos, en junio de 2015. /Antonio de Torre
María Cuesta, en la toma de posesión como diputada provincial de Ciudadanos, en junio de 2015. / Antonio de Torre
Segovia

El secretario del partido político en la provincia, Alfonso Martín, pone los hechos en conocimiento de la Policía

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La guerra se recrudece entre la diputada, ya no adscrita, María Cuesta, y la cúpula de Ciudadanos (C’s) en Segovia. La baja de las siglas naranjas de la que fue alcaldesa de Espirdo sigue coleando. Cuesta abandonó la formación pero no el escaño en la Corporación provincial, en el que se va a sentir sentando a pesar de los intentos de la dirección provincial por convencerla para que devuelva el acta.

El partido se encuentra sumido en una constante convulsión tras la desbandada de varios afiliados y simpatizantes, algunos incluso con cargo institucional, como es el caso de la diputada provincial. Los cruces y reproches en público y privado se reproducen e incluso llegan a la Comisaría de la Policía Nacional.

respeto al proceso policial y judicial

El secretario de Ciudadanos en la provincia, Alfonso Martín, puso en conocimiento de la Policía Nacional el hecho de que la cuenta del grupo provincial de la fuerza política estaba vacía. La denuncia interpuesta por el dirigente «lleva nombre y apellidos, María Cuesta», pone de manifiesto la diputada no adscrita contra la que se dirige la acusación de C’s. La actual dirección de la formación naranja no quiere hacer más ruido que el que ya de por sí atruena. Los hechos fueron trasladados al Cuerpo Nacional de la Policía y éste a su vez lo ha transmitido al juzgado, esbozan de manera muy somera portavoces de las siglas. A partir de aquí, solo piden «respeto por las actuaciones que se lleven a cabo» y solicitan que se deje trabajar a la investigación. Por su parte, Cuesta achaca la denuncia al «ansia de entrar en la Diputación de Alfonso Martín».

El actual secretario de Ciudadanos en la provincia segoviana, Alfonso Martín, ha denunciado a María Cuesta al comprobar que la cuenta del grupo provincial en la institución que preside Francisco Vázquez se hallaba vacía. Ni un euro. Y así es, admite la diputada no adscrita. Quien fuera designada portavoz de Ciudadanos en la Diputación tras conseguir en las urnas hace dos años la representación en la Corporación provincial consultó pormenorizadamente el reglamento interno y procedió al ver que no incurría en ninguna irregularidad.

1.200 euros para cada ONG

Lo estudió y actuó. Un día antes de abandonar la disciplina del partido y, por ende, la representatividad del grupo provincial de Ciudadanos para pasar a la situación actual de no adscripción, María Cuesta realizó unas transferencias. «Hice cinco donaciones de unos 1.200 euros cada una a asociaciones sin ánimo de lucro, que son Aspace, Autismo Segovia, Apadefim y Párkinson Segovia».

Incide en que traspasó el dinero «en concepto de donación». El hecho de efectuar la operación horas antes de darse de baja del grupo de Ciudadanos para constituirse en diputada provincial no adscrita tiene también su razón de ser.

«Alfonso Martín (secretario de Ciudadanos) no es quien para decir lo que puedo hacer» maría cuesta, diputada provincial no adscrita

Ante las sospechas que condujeron a la actual dirección del partido a poner en conocimiento de la Policía Nacional el movimiento de dinero, María Cuesta revela que si no hubiera procedido de la citada manera, «ese dinero del grupo hubiera vuelto de nuevo a la Diputación».

Señala que así está establecido «cuando un grupo desaparece o a final de la legislatura». Ciudadanos, con su marcha, ya no está representado en la Corporación provincial, deduce la exalcaldesa de Espirdo. Además, añade que «C’s no se iba a quedar con el dinero», por lo que pensó que «la mejor manera de resolver la situación era hacer esas donaciones».

Amparada por un informe jurídico

María Cuesta insiste en que actuó amparada por «un informe jurídico que pedí para ver qué se podía hacer y cómo quedaba la cuenta del grupo en la Diputación, y entendía que había asociaciones que desarrollan un actividad necesaria y oportuna merecedoras de ese dinero».

En ese fuego cruzado de críticas y acusaciones que mantienen los antiguos afiliados y la actual coordinadora provincial de C’s, Cuesta arremete contra el secretario del partido en Segovia y anterior coordinador: «Alfonso Martín no es quien para decir qué es lo que puedo hacer». En el caso de este último conflicto de la cuenta del grupo en la Diputación, es «el banco el que me autoriza» las citadas donaciones.

La diputada es tajante: «La cuenta del grupo pertenece al grupo, es decir, yo; porque el grupo provincial no lo compone nadie más». Concluye que «de ese dinero solo podía disponer yo», por lo que rechaza en rotundo que Martín tuviera que firmar también las operaciones. «Solo son gastos míos», hace hincapié.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos