Manuel Muñoz renuncia a presidir la patronal regional del comercio

Manuel Muñoz, presidente en funciones de Conferco. /El Norte
Manuel Muñoz, presidente en funciones de Conferco. / El Norte

«Yo ya he cumplido mi ciclo y es el momento de que otras provincias ocupen el cargo», afirma el segoviano

LAURA MARTÍNEZ Segovia

El presidente en funciones de la Confederación Empresarial Regional de Comercio de Castilla y León (Conferco), ha anunciado que no presentará candidatura a las elecciones, que se celebrarán en septiembre. Después de que un juzgado anulara la elección del nombramiento , a raíz de la demanda interpuesta por la Federación de Comercio de Burgos, Muñoz ha decidido no optar a la reelección, lo que allana el camino a María del Rosario Sanz, candidata de la Federación de Comercio de Burgos. En principio, Sanz cuenta con el apoyo de cinco de las nueve provincias: Burgos, Valladolid, Palencia, León y Soria.

«Yo ya he cumplido mi ciclo y es momento de dejar que otras provincias ostenten el puesto de presidencia», afirma Manuel Muñoz, quien renuncia a intentar un cuarto mandato al frente de Conferco.

Muñoz señaló que no se conocen nombres de otros candidatos y que ninguno de ellos saldrá de la Agrupación de Comerciantes Segovianos (ACS), de la que es presidente. Muñoz renovó como máximo responsable de la ACS el pasado marzo. Aunque inicialmente se anunciaron dos candidaturas, la suya y la de Javier Castaño, hasta el pasado otoño vicepresidente de la agrupación, finalmente este último renunció a competir por el liderazgo de los comerciantes.

La campaña de rebajas no está cumpliendo las expectativas de aumento de más del 2%, «está muy floja»

En cuanto a la situación del sector, en pleno periodo de rebajas, el presidente de la Asociación de Comerciantes afirma que «se han hecho sondeos a nivel nacional y regional que son extensibles a Segovia y el resultado es muy flojo». Las expectativas con las que comenzó esta campaña estival de rebajas, que pasaban por aumentar las ventas entre un 2% y un 3% respecto al pasado año, no están dando sus frutos.

Y es que las rebajas de verano, que tienen una duración de sesenta días, solo vieron un pico de ventas durante el primer fin de semana. «Está siendo una campaña de rebajas cortas y en la misma línea del año pasado», aseveró Muñoz, aunque los comerciantes todavía se muestran esperanzados en que estas rebajas les ayuden a que el negocio repunte.

De manera progresiva

Su estrategia es hacer ofertas de manera progresiva, comenzando con el 20% de descuento para alcanzar, en segundas y terceras rebajas, hasta el 70%. Dentro de esta planificación, observan cuáles son los objetos más vendidos y suele ser en ellos en los que centran las ofertas. «Esperamos que algún sector haga descuentos agresivos durante el próximo mes de agosto, despunte y llegue al objetivo principal de las rebajas, que es el de liquidar existencias para dar paso a la nueva temporada», subraya el presidente de la Asociación de Comerciantes de Segovia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos