Luquero cree que el salario echaría atrás a muchos interventores

Conversaciones sobre la propuesta para designar interventor en el descanso del pleno. / El Norte

Pretende que la jefa de Personal del Ayuntamiento explique a la oposición las consecuencias de utilizar un procedimiento de selección u otro

C. A. / M.A.L. Segovia

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, rechaza las «sospechas» manifestadas por los portavoces de la oposición sobre el procedimiento para contratar un nuevo interventor del Ayuntamiento por el procedimiento de libre designación. Según explicó ayer, el equipo socialista se ha movido en este asunto siempre no como si se tratara de «una decisión política en el estricto sentido», sino que su propuesta está fundada en «los argumentos de los técnicos, que nos dirigen por el camino más eficiente a la hora de seleccionar al interventor». Su planteamiento es ahora que los demás grupos conozcan las ventajas y desventajas de los procedimientos en una reunión con la jefa de Personal.

Esta fundamentación ya la explicó Luquero el pasado miércoles, antes del pleno, y es la que trató de que vieran los portavoces de la oposición en el receso que hicieron el viernes en la sesión plenaria, aunque al final, al no conseguir el acuerdo, decidió retirar la propuesta. Por eso ahora ha decidido que sea la jefa de Personal del Ayuntamiento quien explique a los demás grupos «las consecuencias de no aprobar este punto tal como lo hemos planteado»; es decir, de que el procedimiento para elegir al interventor no sea por libre designación.

Según le han transmitido los técnicos municipales, este sistema de selección tiene «argumentos poderosos» a favor porque implica una convocatoria pública en la que «el Ayuntamiento tiene mucho que decir». Insistió la alcaldesa en que el interventor es «una figura clave» en cualquier ayuntamiento y este procedimiento de libre designación sería el más rápido y adecuado, pues «no nos lo demoraría casi dos años» y, subrayó, «no podemos tener una situación de provisionalidad continua o que un interventor ejerza en funciones» durante el tiempo que llevaría que la Administración del Estado o la Junta de Castilla y León convocaran y resolvieran el concurso oposición que habilitará a los que aprueben para ejercer en todo el territorio nacional, para luego convocar la plaza.

Retribución interior

Una vez resuelta esta convocatoria, comentó Luquero, el Ayuntamiento tendría «problemas añadidos» porque «el salario que tiene nuestro interventor es más bajo de los que tienen por ejemplo los interventores en el entorno de Madrid», con lo cual «por concurso va a ser muy difícil que haya alguien que quiera venir aquí», o que venga «obligado» porque ha superado la oposición pública, «esté seis meses y luego diga que se va» y así, remarcó, «estamos jugando con una provisionalidad continua».

De todos modos, la alcaldesa quiere llevar su propuesta al pleno de este mes. Antes quiere que todos los grupos conozcan los argumentos de los técnicos favorables a la libre designación, el procedimiento más rápido y «el más adecuado para el Ayuntamiento», para que luego, conociendo las consecuencias de las dos opciones, voten libremente en el pleno a favor o en contra.

Luquero ya defendió hace una semana que el procedimiento de libre designación con convocatoria pública es un sistema contemplado por la Ley de Bases de Régimen Local y el más utilizado por las administraciones municipales para la provisión de este tipo de cargos.

Fotos

Vídeos