Llegan ofertas de fuera del país para acoger el Programa Víctor Barrio

Presentación del Programa Víctor Barrio para enseñar la tauromaquia a los niños en un acto celebrado en Madrid. / De Torre

El proyecto para acercar el toreo a los niños arranca en Santander

La Fundación Toro de Lidia y una generosa y creciente tropa de colaboradores van a hacer realidad el sueño de Víctor Barrio. El diestro segoviano, fallecido el 9 de julio de 2016 en el coso de Teruel, dejó sus anhelos e ilusiones bosquejadas en unas anotaciones escritas en papel y en su propio teléfono móvil. Eran los planes que tenía para difundir la pasión y el respeto por la tauromaquia; sin embargo, para Raquel Sanz, su viuda, aquellos deseos se han convertido en una especie de mandato legado y que ahora va a empezar a cumplir.

«Siempre he pensado que la tauromaquia no hay que defenderla, puesto que tiene argumentos más que suficientes para defenderse por sí sola, pero sí es necesario explicarla y darla a conocer». Este pensamiento del torero inspira el programa que lleva su nombre. Poco más de un mes después de la presentación en Madrid, aquella ilusión de Víctor Barrio conoce su primer destino. Será Santander, este sábado 29, en la plaza de Cuatro Vientos.

El coso cántabro será el escenario del debut de los llamados Cursos de Aficionados Prácticos Taurinos Infantiles ‘Víctor Barrio’, que a su vez integran una serie de iniciativas concentradas en dos horas con las que los promotores de la experiencia van a acercar y dar a conocer el mundo del toro a niños con edades comprendidas entre 4 y 14 años. Raquel Sanz precisa que la aproximación de la sociedad a lo que en esencia es la tauromaquia «empieza cuando se es más pequeño, en forma de juego porque así le será más llamativo».

Por eso, las acciones programadas para este sábado en Santander están revestidas de un halo lúdico y pedagógico al mismo tiempo, pero con la intención de que «no resulte pesado para los niños».

Para responder a la pregunta de «qué lleva a un torero a amar el toro bravo y a dar su vida por el arte de la tauromaquia», la iniciativa que empieza este sábado tiene previsto, por ejemplo, un teatro de guiñol, que narrará cómo surge la afición en un niño, cómo se entrena, cómo ve al toro y qué siente en el ruedo, avanza la fundación promotora. El guión es una adaptación del libro ‘Toros para niños’, de Juan Iranzo, realizada por la dramaturga Ana Herrero, de Sepúlveda Viva.

Fabricar sus muletas

El apretado programa incluye también talleres. Se trata de que los niños se familiaricen con los nombres de los toreros y con los trastos de torear. Los más pequeños harán caretas de diestros, y el resto fabricarán sus propias banderillas y sus muletas, que podrán llevarse a casa. Tras estos talleres, llegará el momento de jugar al toro y de aprender a torear de salón de la mano de profesionales taurinos. Todos los niños que participen en estas experiencias recibirán un diploma.

Raquel Sanz: «Hay ofrecimientos para colaborar de fuera de España»

Raquel Sanz expresa su agradecimiento a todas las colaboraciones que, como la del Ayuntamiento de Santander, está recibiendo el Programa Víctor Barrio de acercamiento de la tauromaquia a la sociedad, empezando por los niños. Recuerda que su marido fue pionero en la promoción del mundo del toro entre los más jóvenes. «Comenzó con el toreo de salón hace diez años, cuando entonces nadie se atrevía a hacerlo, y hoy ya es algo generalizado». Sanz confía en que esta experiencia «siembre y contagie la ilusión» que su marido puso dentro y fuera de las plazas con la misión de que la tauromaquia y quienes la ofician fueran respetados y admirados. La respuesta está siendo «alucinante». «Cada quince minutos recibimos un correo de alguien que quiere colaborar, incluso de fuera de España». Son sobre todo lugares que piden acoger el curso, pero también voluntarios que desean poner su granito de arena.

Además, para los asistentes de entre 8 y 14 años, se sortearán cuatro entradas triples (válidas para dos menores acompañados de un adulto) para presenciar el festejo de esa misma tarde en el coso de Cuatro Vientos. El cartel lo forman Enrique Ponce, Cayetano Rivera y Ginés Marín, que lidiarán reses de Luis Algarra. Por la tarde, cuando la plaza abra sus puertas, el programa repartirá entre los niños de entre 3 y 8 años que acudan al festejo una carpeta con dibujos, pinturas y actividades infantiles. En la última página, podrán escribir qué les ha parecido la tarde o ilustrarlo con un dibujo. Si además lo envían al programa, los organizadores aseguran que recibirán una sorpresa.

Planes de expansión

Además, los menores que ganen las entradas en el sorteo de por la mañana presenciarán el festejo en el ‘Minipalco Víctor Barrio’ acompañados por profesionales y aficionados taurinos que les irán explicando lo que ocurre en el ruedo.

Raquel Sanz explica que el objetivo que se ha fijado este proyecto es que «no haya una feria taurina que no contemple realizar actividades para los niños». La ambición de expandir el programa ya ha sido saludada por «muchos sitios que ya se han ofrecido para acogerlo», asevera la viuda de Víctor Barrio.

Fotos

Vídeos