El legado de Víctor Barrio pisa la arena

Enrique Ponce enseña a un joven a coger el capote.
Enrique Ponce enseña a un joven a coger el capote. / El Diario Montañés

La plaza de Santander, con Cayetano, Enrique Ponce y Ginés Marín, se convierte en la primera parada del programa de difusión de la tauromaquia que lleva el nombre del segoviano

DIEGO RUIZSantander

Un nutrido número de niños y niñas de entre 4 y 14 años, en compañía de sus padres, representantes de las peñas taurinas de Cantabria y aficionados de todas las edades se han dado cita en la mañana de este sábado en la plaza de toros de Cuatro Caminos para asistir al 'Curso de Aficionados Prácticos Taurinos Infantiles', que ha llevado a cabo por primera vez en España el Programa Víctor Barrio, junto a la Fundación Toro de Lidia.

Los diestros Enrique Ponce, Cayetano y Ginés Marín, que por la tarde han hecho el paseíllo en el coso, fueron los encargados de adentrar a la chavalería en el mundo de los toros. Raquel Sanz, la viuda de Barrio y coordinadora de este evento que a partir de ahora recorrerá todo el país, ejerció como anfitriona.

Padrinos de campanillas

Las actividades comenzaron a las once de la mañana. Los niños se repartieron en varios puestos instalados en el mismo ruedo y se afanaron en labores como la, entre otros. También contemplaron un teatro de guiñol. Al filo de las doce del mediodía llegó a la cita, tal y como había prometido días antes, el torero Cayetano, junto a su esposa Eva González, uno de los rostros más populares de la televisión.

Su presencia paralizó toda la actividad infantil. Los padres y público presente invadieron el ruedo para fotografiarse con el diestro y con la presentadora de, entre otros programas, 'Master Chef' y 'Master Chef Junior'. A continuación, Cayetano se reunió con los niños a los que enseñó a manejar el capote y la muleta. Utilizó además un carretón que simulaba a un toro de lidia.

Unos minutos después irrumpió en la plaza Enrique Ponce. Con él pasó como con Cayetano, que todo el mundo tomó el ruedo para fotografiarse con él. Lo mismo que con Ginés Marín, que completaba la terna de la tarde y que llegó en un Maserati que llamó la atención

Desde las diez de la mañana, miembros de la Asociación Taurina de Cantabria y de la Federación de Peñas, con sus responsables, Josemi Álvarez y Emilio de Cos, al frente, se afanaron el prepararlo todo. También estuvieron presentes la alcaldesa de Santander, Gema Igual; el concejal y miembro del Consejo de Administración de la Plaza de Toros, Ramón Saiz Bustillo, y el matador de toros ya retirado y representante de toreros, Curro Vázquez

El 'Minipalco'

La actividad concluyó a las 13:30 horas, después de que Ponce y Marín abandonasen la plaza, no sin antes fotografiarse con varios de los presentes. La propia Raquel Sanz tuvo que coger un móvil para retratar a un grupo de jóvenes de una peña santanderina que querían un recuerdo de el torero valenciano.

Mientras, los organizadores del programa realizaban entre los niños y niñas de entre 4 y 14 años un sorteo de varias entradas para, desde el 'Minipalco Víctor Barrio', en compañía de un mayor, presenciar la corrida de la tarde.

Fotos

Vídeos