La Junta refuerza el apoyo a los alumnos con TEA de El Espinar, pero no creará otra aula

La directora provincial de Educación, Resurección Pascual.
La directora provincial de Educación, Resurección Pascual. / Tanarro

Ante la demanda de los padres del Arcipreste de Hita, Educación cree que la mejor inclusión se hace a través de los entornos de los escolares

C. B. E. Segovia

La directora provincial de Educación, Resurrección Pascual, rebate las quejas de la Asociación de Madres y Padres (AMPA) El Acebo, del centro Arcipreste de Hita, sobre la supuesta «desatención» a los dos niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA) que cursan en él. La responsable de la política educativa asegura que el colegio de El Espinar se encuentra dentro de los programas dedicados a la atención a la diversidad. Es más, Pascual añade que «se está estudiando un proyecto experimental de forma de que un aula de apoyo se especialice más en este tipo de asistencia. De todas formas, precisa que «también hay que atender el resto de necesidades», en función de las necesidades que plantee el centro docente.

Los padres ya han manifestado su reivindicación que se implante una iniciativa similar a la que funciona en el colegio Santa Eulalia, de la capital segoviana. Se trataría de instaurar un aula para estudiantes con Trastorno del Espectro Autista. La asociación El Acebo también ha recordado que «el 26 de abril de 2016, en respuesta a una pregunta realizada en las Cortes de Castilla y León, el consejero de Educación, Fernando Rey, señaló que el desarrollo de nuevas iniciativas de esta naturaleza en otros centros, para que puedan cumplir sus objetivos con éxito, deben promoverse desde el propio centro, y sus propuestas serán examinadas posteriormente por la Administración educativa».

Resurrección Pascual matiza que está previsto continuar con el respaldo que ya se viene prestando. Para ello hay que organizar los recursos adecuados a la atención de las necesidades detectadas. La directora provincial subraya que «en Educación estamos en un modelo inclusivo, por lo que lo lógico es que se presten esos apoyos dentro de sus entornos y en las clases en las que están». Argumenta, asimismo, que «cada niño tiene una respuesta educativa que se adapta a su circunstancia». Así pues, la Junta no tiene visos de crear un nuevo aula, aunque sí sopesa reforzar el apoyo a los alumnos con TEA que cursan en el Arcipreste de Hita de El Espinar.

En este sentido, la responsable de la educación provincial destaca que se ha dotado de un profesor de apoyo a mayores cuando se llevó a cabo el reparto de cupo.

Fotos

Vídeos