La Junta espera un acuerdo inminente para desviar el tráfico pesado por la AP-6

Tráfico en la travesía de San Rafael. /De Torre
Tráfico en la travesía de San Rafael. / De Torre

Suárez-Quiñones mantendrá el día 13 una reunión con el Ministerio de Fomento

EL NORTESegovia

La Junta de Castilla y León espera llegar a acuerdos en una próxima reunión el 13 de noviembre que permita derivar el tráfico pesado de la N-I por la AP-1 entre Burgos y Miranda de Ebro, así como por la N-VI por la AP-6 en El Espinar (Segovia).

Así lo ha explicado este martes tras la reunión del Consejo Regional del Transporte el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quien ha recordado que aunque no se trata de una competencia autonómica, el Gobierno regional ha decidido mediar al tratarse de una «demanda social» y de una cuestión de «seguridad vial».

El pasado mes de septiembre las Cortes de Castilla y León aprobaron una proposición no de ley en la que pedían al Gobierno de España a derivar el tráfico pesado por autopista en estos dos tramos de carretera nacional, así como a la eliminación de los peajes en ambas vías.

El consejero ha defendido la contribución económica con la que la Comunidad está dispuesta a participar para bonificar el coste de los peajes para estos vehículos pesados y ha indicado que se encuentra pendiente el acuerdo que fije la aportación de cada administración.

Fotos

Vídeos