La Junta no entrará en la planta de Fuentepelayo al ser «propiedad privada»

Retirada de residuos de la planta el pasado enero. /De Torre
Retirada de residuos de la planta el pasado enero. / De Torre

La Delegación Territorial recuerda que los montones que se retiraron salieron de las reuniones con la plataforma ‘No Más Mierda’ y el Ayuntamiento

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León no accederá, por el momento, al interior de la planta de producción de compostaje de Fuentepelayo, hoy cerrada y sin uso. Fuentes de la Administración regional matizan que, aunque esté clausurada, es de «propiedad privada». Por lo tanto, la reclamación que ha hecho esta semana la plataforma ‘No Más Mierda’ tiene la pertinente respuesta oficial.

Cabe recordar que el colectivo vecinal advertía del «abandono» de la fábrica por parte de los dueños, uno residente en el mismo municipio de Fuentepelayo y otro que vive en Lérida. Ante esta situación, la asociación que rige José Luis Ordóñez ha demandado a la Administración regional que intervenga para retirar los desechos que se acumulan en el interior de la factoría de compost y en una finca adyacente, ya que «siguen pudriéndose y contaminando el suelo, el agua y el aire de esta zona de Tierra de Pinares».

En enero

La respuesta de la Junta recuerda que el 11 de enero inició ya la retirada y el posterior procesamiento de los residuos procedentes de la planta y depositados sobre el terreno en parcelas de Fuentepelayo y de Zarzuela del Monte. En aquellas primeras actuaciones estuvo presente también José Luis Ordóñez. Los trabajos acabaron el 27 de enero. «En menos de tres semanas, a un ritmo de trabajo de 360 toneladas recogidas y trasladadas cada día, la empresa contratada por la Junta retiró en su totalidad los materiales acopiados de forma irregular por la planta», añade la versión de la Delegación Territorial.

La cantidad de desechos vertidos superó los cálculos originales y finalmente ascendió a 4.378 toneladas distribuidas en 31 montones repartidos en diez parcelas. «Se trataba de residuos orgánicos que no habían culminado adecuadamente el proceso de compostaje y algunos de ellos con impropios como plástico y vidrio», apuntan fuentes autonómicas.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente acometió la ejecución subsidiaria de la retirada y procesamiento de estos residuos depositados en parcelas en el exterior del recinto de la planta de compostaje. Los representantes de la Administración regional quieren dejar bien claro que a lo largo de todo el proceso para establecer las parcelas en las que había montones de vertidos sin procesar, la Delegación Territorial mantuvo numerosas reuniones informativas de colaboración con el Ayuntamiento de Fuentepelayo y los responsables de la Plataforma ‘No Más Mierda’.

Asimismo, la Junta hace hincapié en que las medidas provisionales adoptadas en las resoluciones emitidas por la Delegación se refirieron «a la paralización de entradas de nuevos residuos en la planta de compostaje». La acumulación de los desechos dentro de la industria es harina de otro costal, se extrae de la réplica del Gobierno regional.

Fotos

Vídeos