Los juegos de mesa de siempre se segovianizan

José Domingo Pardillos posa con el popular juego de la oca segovianizado. /Diego de Miguel-Ical
José Domingo Pardillos posa con el popular juego de la oca segovianizado. / Diego de Miguel-Ical

La editorial Derviche, creada en 2011, se centra en la publicación de libros y objetos de temática local

El Norte
EL NORTESegovia

Ediciones Derviche propone regalar juegos de mesa para descubrir la belleza patrimonial de Segovia y su provincia, tradiciones y leyendas, con el Juego de la Oca y la Baraja Segoviana. Derviche es una editorial centrada en la publicación de libros y objetos de temática segoviana o realizados por artistas locales. El diseño del Juego de la Oca de Segovia tiene un aire muy vintage, como un libro viejo al que el paso de los años le ha dejado las cubiertas de un suave color amarillo. Al abrirlo, se descubre un tablero con el juego tradicional de la oca pero con un aire muy segoviano. El librero y cofundador de Ediciones Derviche, José Domingo Pardillos, explica que el profesor de Literatura y escritor segoviano Jesús Pastor les propuso el concepto con «una idea muy original porque empieza el 1 de enero y, casilla a casilla, van transcurriendo todos los eventos que tienen lugar en la ciudad hasta el 31 de diciembre, con las ocas tomándose las uvas».

Un juego de la oca ‘made in Segovia’ que incluye referencias a las cuatro estaciones: las Águedas de Zamarramala, el Alcázar nevado, la Semana Santa con los pasos bajo el Acueducto, Titirimundi, los fuegos artificiales de San Juan y San Pedro, las fiestas de San Lorenzo, los encierros de la villa de Cuéllar y la subida de la Virgen de la Fuencisla a la Catedral, entre otros momentos. Además, recoge una interpretación muy segoviana de las casillas tradicionales de este popular juego de mesa donde «los puentes son acueductos, la posada es el Mesón de Cándido, la muerte es el símbolo que estaba en la puerta de la calle de Muerte y Vida, el pozo es el que está en el Alcázar y el laberinto es el que está en los jardines del Palacio Real de La Granja», resume José Domingo Pardillos. En este tablero también tienen sus propias casillas personajes ilustres locales como el exciclista Pedro Delgado, el maestro dulzainero Agapito Marazuela, el pintor Ignacio Zuloaga y los gigantones ‘Frutos’ y ‘Fuencisla’, con un cuidado diseño y detalles de los dibujos del ilustrador Manuel Serrano, informa Ical.

Por otra parte, la baraja segoviana es una cuidada edición en la que cada carta tiene un dibujo sobre Segovia y, en el anverso, la imagen del popular recurso de decoración arquitectónico del esgrafiado. Para este proyecto, Ediciones Derviche también contó con Jesús Pastor y las ilustraciones de Manuel Serrano. La baraja segoviana tiene cuatro palos: Arcos y Puertas, Iglesias, Mansiones y Castillos, y cada palo tiene naipes del as hasta el rey, para sumar las 40 cartas. Por importancia «el as de oros es el Acueducto; el de copas, la Catedral; el de espadas, el Alcázar, y el de bastos, el Palacio Real de La Granja», explica José Domingo Pardillos.

La bajara segoviana tiene sus propios palos, pero en la parte de arriba, en la esquina derecha, tiene los símbolos de la bajara española tradicional y así «se puede echar un mus o un tute sin problemas». José Domingo Pardillos resalta que cuando pusieron a la venta esta baraja con naipes tan segovianos se pusieron en contacto con ellos la directiva de la Asociación de Naipes Españoles, «con cerca de 1.500 naiperos que reciben información de todas las barajas nuevas que se publican. Nos han pedido ejemplares prácticamente de toda España y de países extranjeros». Un original regalo para el que recibieron muchos encargos navideños. José Domingo Pardillos destaca que se suele comprar para regalar a los segovianos que residen fuera de la provincia, porque «les hace mucha más ilusión ver reflejado en las cartas las imágenes de Segovia».

El 'Ratón Pérez', en la ciudad

Son dos propuestas para volver a estar en familia o entre amigos con estos juegos de mesa que se unen a su amplia colecciones de publicaciones sobre Segovia y su provincia que se pueden ojear y adquirir en la Librería Entrelibros, en la calle José Zorrilla de la capital segoviana, y también a través de Internet. La editorial Derviche tiene un apartado dedicado a los más pequeños, por ejemplo con el cuento del ‘Ratoncito Pérez: una historia en Segovia’. «Basado en la historia del cuento clásico y transportado con imágenes hasta Segovia», explica José Domingo Pardillos. A través del arte de María Albarrán, los niños descubren los paisajes, calles y monumentos de su ciudad embelesados por las aventuras de ‘Pérez’ y el ‘niño rey’, «transformado en ratón» para averiguar «las características de un diente muy especial».

La propuesta editorial está teniendo un gran éxito entre los pequeños lectores con un edición muy cuidada y llena de color con el personaje creado por el padre Coloma a finales del siglo XIX para entretener al entonces infante Alfonso XIII. En este cuento, el Ratoncito Pérez, con su aire sabio y aventurero, copa la portada junto a los emblemas de la ciudad: el Acueducto, el Alcázar y la Dama de las Catedrales.

Ediciones Derviche tiene ya siete años de trayectoria y fue fundada en 2011 por José Domingo Pardillos y Rafael Verdejo. Su catálogo de propuestas se acerca ya a la treintena, con trabajos que van desde la reedición de un libro sobre costumbres segovianas publicado en el año 1907 hasta un libro de gran formato con espectaculares fotografías ‘a vista de pájaro’ del fotógrafo José Luis Mayo, ‘Segovia por encima de todo’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos