Juan Manuel Palomares, elegido presidente de UCCL-Segovia

Juan Manuel Palomares (centro) tras ser elegido como nuevo presidente. /Antonio De Torre
Juan Manuel Palomares (centro) tras ser elegido como nuevo presidente. / Antonio De Torre

La organización agraria ha celebrado este sábado un congreso donde analizaron las líneas de trabajo a seguir y los logros alcanzados

EVA ESTEBANSegovia

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) en Segovia ya tiene nuevo presidente. El hasta ahora coordinador provincial de la organización agraria, Juan Manuel Palomares Herranz, será durante los próximos cinco años el máximo representante de los campesinos segovianos:«Estoy muy contento, ahora tenemos que seguir luchando por nuestros derechos», aseguró Palomares. Tras aprobarse por mayoría durante la octava edición de su Congreso la candidatura a la Comisión Ejecutiva, los diez aspirantes tardaron apenas quince minutos en decantarse por uno de los miembros como futuro presidente.

Los salones del Hotel Santana fueron testigo de un congreso que ha marcado un antes y un después dentro de la entidad campesina. Se abre así una nueva era para la organización, que se reconstruye tras el fallecimiento el pasado 27 de octubre del histórico dirigente agrario y ex presidente Eduardo Herguedas. De esta manera, la figura de coordinador provincial, creada en el año 2012 y desempeñada por el propio Palomares «se ha suprimido». Durante la asamblea también se eligió a los agricultores y ganaderos que formarán parte del resto de órganos de dirección: la Comisión Provincial, la de Garantías Estatutarias y la de Control Económico.

El VIII Congreso estuvo marcado por la reivindicación y la petición a las instituciones del apoyo y ayudas necesarias para poder salir adelante:«Para que la gente se quede en el campo necesitamos servicios de calidad. Pongan el foco en las personas», solicitaba Rodrigo Martín, representante de Carbonero de Ahusín. «La línea de ocupación ha ido hacia abajo en los últimos años, necesitamos atraer a la gente», afirmaba el nuevo presidente. Todas las peticiones y reclamos por parte del sector fueron atendidas por los mandatarios y representantes de las principales entidades provinciales, que no quisieron perderse la cita. No faltó el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Javier López-Escobar, quien tendió su mano a los más de cien miembros y delegados asistentes:«Es el momento de trabajar y estar a disposición del sector», indicó el también presidente del Consejo Agrario provincial.

Muy presente estuvo en todo momento la figura de Herguedas, «muy querido» y considerado un «símbolo en cualquier territorio», tal y como apuntó José Luis Aceves, secretario general del PSOE de Segovia.

Palomares conoce «muy bien» la dinámica y las necesidades existentes dentro del sector. Si hay algo de lo que parece estar seguro son los retos a los que la organización se enfrenta durante los próximos años:«La Política Agraria Común (PAC) es muy importante para nosotros, todo depende de Europa», aseguró. Tal y como recordó el presidente, «buena parte» de los ingresos de las explotaciones proceden de esta fuente, por lo que «no podemos obviarlo». «Es una compensación a nuestra renta porque los precios a los que se venden los productos no alcanzan los precios del coste», lamentó. Pero estas ayudas no han sido del todo beneficiosas para el sector. Dentro de unos meses, la política europea se someterá a una nueva reforma de la que se tienen «buenas» expectativas:«Uno de los motivos por el cual ha caído el número de agricultores y ganaderos es por las reformas de la PAC», aseguró Palomares. Según éste, «si eras jubilado o estabas en determinadas condiciones, tenías menos posibilidades de recibirlo, por lo que han cedido su explotación».

Precios disparados

De sobra es conocido el malestar existente entre los campesinos, no solo segovianos, sino también nacionales, por el reducido precio al que venden sus productos en comparación al coste que les supone. Según Palomares, desde hace aproximadamente cinco años los precios de los productos y materiales que utilizan« como fertilizantes, productos sanitarios, maquinaria o seguros» no han dejado de subir:«Hay productos cuyo precio se ha incrementando hasta un 70%, y eso no puede ser», incidió el presidente. «Esas subidas en las materias primas no se ha visto compensada con una subida igual de los productos que vendemos», continuó. Esta situación se ha visto agravada por el «reducido» precio al que venden su producción:«Estamos vendiendo a precios de hace 40 años». El cereal, «probablemente» el producto más «simbólico» de la provincia de Segovia, está fijado en el mercado con un valor «entre 15 y 18» céntimos por cada kilogramo, equiparándose a «precios que se manejaban en otra época».

A pesar de las adversidades, los campesinos segovianos no se amedrentan. En la actualidad, son cerca de 3.200 los afiliados a la Seguridad Social. La crisis económica ha devuelto a los jornaleros al campo. Aunque en la última década «hemos tenido una caída constante», en los últimos tiempos ha habido un «pequeño repunte». Esto se debe a la «gente que se planteaba otro futuro fuera y que, finalmente, se ha quedado en el campo para trabajar y vivir de él», concluyó Palomares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos