El Juan Bravo reabrirá el 30 de noviembre

Fachada del Teatro Juan Bravo, en la Plaza Mayor de Segovia. /A. de Torre
Fachada del Teatro Juan Bravo, en la Plaza Mayor de Segovia. / A. de Torre

Tras un año de obras de remodelación en la fachada y en el interior, la Diputación de Segovia volverá a subir el telón de la institución

QUIQUE YUSTESegovia

Cincuenta días. Es el tiempo que falta para que el Teatro Juan Bravo de Segovia reabra sus puertas tras un año de obras. Así lo confirmó ayer la diputada de Cultura, Sara Dueñas, quien anunció que será el próximo 30 de noviembre cuando la institución vuelva a subir el telón, aunque no quiso hacer pública la obra con la que regresará la actividad al teatro segoviano. «Es una sorpresa», declaró.

«Estamos a la espera de que el departamento de arquitectura de la Diputación nos devuelva el edificio», asegura la diputada. Dicha entrega se producirá en 10 o 15 días y a partir de entonces «comenzaremos a reinstalarnos en el Teatro Juan Bravo y a adecuarlo para poder reabrir». Dueñas explicó que los trabajos realizados durante las últimas semanas han consistido en la rehabilitación de varias zonas del edificio, centrándose en el aislamiento del inmueble con respecto al ruido exterior. «Esos trabajos están ya finalizados. Ahora lo que tenemos que hacer es volver a reubicar el teatro para ofrecer espectáculos. Debemos montar la tramoya y eso implica varios días de trabajo», subrayó Dueñas, quien reconoció que el Área de Cultura de la Diputación ya ha cerrado la programación del teatro hasta final de un año en el que conmemora el cien aniversario de la construcción del edificio (su puesta escénica tuvo lugar en 2018).

Plazos cumplidos

Con la reapertura el próximo mes del teatro se cumplen con los plazos previstos para la remodelación interior y exterior del edificio ubicado en la Plaza Mayor de Segovia. Con un presupuesto ligeramente superior al medio millón de euros, los trabajos comenzaron en otoño de 2016 con la remodelación de la fachada del teatro, puesta al día treinta años después de la restauración realizada entre 1985 y 1990. Se mantiene la misma cromática que tenía en tonos pastel propios de comienzos del siglo XX, aunque se han aclarado las molduras de los huecos para que den un aspecto más limpio. Además, se han restaurado las pilastras y las balaustradas (sobre todo los balcones que tenían, por la oxidación del material, riesgo de desprendimiento) y, de acuerdo con el Foro GeoBiosfera, han sido colocadas las cajas nido bajo la cornisa del tejado.

En cuanto a la remodelación interior, que ha supuesto el noventa por ciento de la inversión, ha consistido en el aislamiento acústico del edificio, en la renovación de los revestimientos y en la mejora de los camerinos y de la accesibilidad. Por último, se ha convertido la antigua sala de exposiciones en una nueva sala multifuncional en la que podrán desarrollarse pequeños conciertos, conferencias y otras actividades de pequeña envergadura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos