Frías: «Con este revuelo conseguiremos que alguna mujer realmente agredida no se atreva a denunciar»

José Ángel Frías, durante una rueda de prensa en la sede provincial de Izquierda Unida. / Antonio Tanarro

El coordinador provincial de IU afirma que la sentencia por la que ha dimitido «es mediocre» y se agarra «a unas rojeces» en la piel

QUIQUE YUSTESegovia

El coordinador provincial de Izquierda Unida en Segovia, José Ángel Frías, ha presentado su dimisión tras haber sido condenado en primera instancia por un delito de lesiones contra una compañera de trabajo. Los hechos ocurrieron en agosto de 2015, cuando Frías mantuvo una discusión con la denunciante en la que, según establece la sentencia, insultó, empujó y agredió a la mujer, que fue diagnosticada de un traumatismo cervical y con escoriaciones en su pierna y su brazo. La sentencia condena a José Ángel Frías a tres meses de prisión, equiparable a una cuota diaria de cuatro euros de multa, así como al abono de más de 2.300 euros a la víctima.

«Es un hecho absolutamente vergonzoso que no admitiré nunca», indica el ya excoordinador provincial de Izquierda Unida en Segovia, quien califica la sentencia como «mediocre». Frías, que todavía no ha recibido formalmente la sentencia, ha anunciado que recurrirá la misma en los próximos días. «Se han agarrado a unas rojeces que ni están probados. No hay nada más. Es un tema muy delicado y entiendo que en último término quien va a pagar esto son las mujeres», afirma Frías, quien considera que «con todo el revuelo que se ha preparado lo que vamos a conseguir es que alguna mujer realmente perjudicada o agredida no se atreva a denunciar».

Aunque defiende su inocencia, el coordinador provincial de Izquierda Unida en Segovia desde hace diez años deja su cargo para que la imagen de la formación «no se pueda ver empañada por hechos personales, privados o laborales del coordinador», expone. «Es lo más correcto y lo que teníamos preparado desde hace semanas», declara Frías, quien reconoce que tanto Ángel Galindo, responsable de Organización de Izquierda Unida en Segovia, como Jorge Barragán, responsable de Organización de la coalición en Castilla y León, están de acuerdo con la medida adoptada. «No puede haber ni un minuto de duda sobre IU por hechos personales que puedan afectar a sus representantes», asevera.

En cuanto a su sustituto, Frías considera que todavía es demasiado pronto para conocer al nuevo coordinador provincial de la formación de izquierdas, aunque no descarta que sea el propio Ángel Galindo el que asuma de forma temporal sus funciones hasta la celebración de una nueva asamblea. «Lo que más lamento de todo esto es el perjuicio de la gente que no me pueda creer y el perjuicio que pueda ocasionar a la organización», señala Frías, que concluye que permanecerá en un segundo plano de la vida política hasta que se resuelva el recurso a la sentencia.

Fotos

Vídeos