Jesús Carmona: «Es una lucha cada vez que montas un nuevo espectáculo»

Jesús Carmona, durante el espectáculo. /Efe
Jesús Carmona, durante el espectáculo. / Efe

El espectáculo 'Amator' muestra su «amor hacia el teatro, al tablao, por eso tengo al público cerca, y a la improvisación»

EL NORTESegovia

El bailaor Jesús Carmona (Barcelona, 1985) afirmó ayer que su nuevo espectáculo 'Amator', que estrena en el teatro Juan Bravo, muestra su «amor hacia el teatro, al tablao, por eso tengo al público cerca, y a la improvisación». Momentos antes de salir al escenario, «muy ilusionado, con nervios, aunque con ganas y muy feliz», el artista declaró a Efe que el nombre de 'Amator'«es la definición del que ama, si no amas esta profesión a un nivel muy alto, no puedes avanzar».

Carmona subraya que se trata de un montaje que es «como una amalgama de muchos sueños y sensaciones», por lo que auguró que el público abandonará la sala «cargado de energía y nuevas experiencias». Con 'Amator', quien fuera primer bailarín del Ballet Nacional de España, hasta 2010 pretende romper «la cuarta pared que se crea en el teatro», lo que resulta más fácil en otras artes escénicas, a su juicio, por eso incorpora al público a escena.

Carmona anunció que «lo que se va a encontrar la gente es un espectáculo con carácter flamenco, donde hacemos un recorrido muy amplio por los palos del flamenco, incluso por danzas más goyescas, pero muy fresco, con una visual muy contemporánea, donde hacemos partícipe al público que hará que el espectáculo se mueva». Esa constante evolución y cambio del espectáculo hace que haya dos espectáculos diferentes en los dos días en los que actúa en la sala centenaria segoviana, aunque con unos patrones fijos, «pero se abren infinidad de versiones», matiza el bailaor.

En cuanto a la situación actual del flamenco en España, Jesús Carmona afirma que «es complicada, hay ayudas, escasas, pequeñas y concretas, lo que hace que te enfrentes a una lucha difícil cada vez que montas un nuevo espectáculo». Sin embargo, el artista opina que «como arte, el flamenco está en un momento muy bueno, es un arte vivo, que necesita intérpretes, y los hay muy buenos, es un momento espléndido y fulgurante». A su juicio, «deben coexistir los dos tipos de artistas, quien mantiene la tradición y el que evoluciona, porque si hay buena unión, el flamenco seguirá con larga vida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos