El Jack Sparrow que llevamos dentro

José María Yagüe orienta a niños y padres durante el último taller, dedicado a los veleros. / Tanarro

Una treintena de personas participan en el taller para fabricar barcos de juguetes

EVA ESTEBAN Segovia

«Qué es mi barco: mi tesoro. Qué es mi dios: la libertad. Mi ley, la fuerza y el viento, mi única patria la mar». Al igual que José de Espronceda y su ‘Canción del pirata’, todo el mundo tiene un Jack Sparrow dentro. Prueba de ello es la aceptación que tuvo el último de los cuatro talleres de ‘Juguetes en construcción’ dirigido por el artista segoviano José María Yagüe y basado en recrear un barco de juguete. «Han acudido cerca de 30 personas a cada taller. Ha tenido buena aceptación», dice Yagüe.

En el contexto de la exposición ‘Eugenio Granell y Esteban Vicente: Juguetes y Toys’, el objetivo de las sesiones era crear un espacio en el cual se orientase a padres e hijos para dar forma a sus ideas mediante el trabajo con «materiales sencillos y al alcance de todos», tales como «maderas y telas», explica el artista. «La idea surge para apoyar la exposición y darle más visibilidad», añade. El último taller, que tuvo lugar el sábado pasado, se centró en la reconstrucción de «barcos de madera» basándose en el trabajo «tradicional de barcos de roña del pino negral», señala el creador, «puesto que los niños de la comarca de Cuéllar lo hacían tradicionalmente»,. Los más pequeños tuvieron que decidir aspectos como crear un barco con o sin vela, el número de mástiles o el tipo de embarcación que deseaban.

Los sesiones, distintas e independientes unas de otras, estaban dirigidas a niños de entre siete y doce años, acompañados por sus padres, para crear «punto de encuentro participativo», afirma Yagüe. Desde trabajos en plastilina, pasando por tacos de madera e insectos de goma, los niños que participaron pudieron conocer de primera mano la laboriosidad de este trabajo.

La exposición que confronta las obras de Esteban Vicente y Eugenio Granell, en su faceta de escultores de juguetes o ‘toys’, puede verse en el Museo Esteban Vicente hasta el mes de octubre. El próximo año, reclamada por la Fundación Eugenio Granell, la exposición viajará a Santiago de Compostela, donde podrá visitarse durante el verano de 2018.

El objetivo de esta exposición, que muestra 63 obras, era «establecer conexiones entre ambos legados», señalan fuentes del museo, dado que ambos artistas «comparten una preocupación por el color y la forma».

Fotos

Vídeos