La inspección constata que hay riesgo de más derrumbes internos junto al hotel Victoria

Estado del interior del edificio tras el derrumbe. /Óscar Costa
Estado del interior del edificio tras el derrumbe. / Óscar Costa

Reguera confirma que el desplome del jueves corresponde a una pared de la antigua relojería Barrio y no descarta la demolición de una parte

EVA ESTEBANSegovia

Los propietarios del antiguo hotel Victoria podrán respirar tranquilos, al menos de momento. Según explicó el concejal de Urbanismo y portavoz del equipo de Gobierno, Alfonso Reguera, los desprendimientos «no se corresponden» al vetusto hotel, sino a la colindante antigua relojería Barrio.

El pasado jueves, casi al mismo tiempo que la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, confirmaba la denegación de la licencia de obras y el permiso ambiental que había presentado la empresa Ameigide S. L. para la ejecución de trabajos de consolidación y seguridad en el inmueble del hotel, se producía el desprendimiento de una pared en el interior del semiderruido inmueble, situado en el número 5 de la Plaza Mayor. Las reacciones no se han hecho esperar. A primera hora de la mañana de ayer, Reguera acudió junto al arquitecto y el aparejador municipal para evaluar los daños ocasionados y examinar la situación del edificio. Al tratarse de un inmueble privado, los bomberos «no han podido acceder», pero sí el concejal y los técnicos por ser una materia «que compete» al Ayuntamiento, explica Alfonso Reguera.

La fachada, fuera de peligro

El informe que elaboren los expertos y que estará disponible «previsiblemente hoy» será fundamental para el futuro de la antigua relojería. Sin embargo, antes de conocer la resolución, Reguera lo tiene claro: «No hay riesgo ni para las personas ni de caída de la fachada, pero sí de nuevos desplomes internos», señala. En caso de que los técnicos locales concluyan que «hay riesgo inminente» de nuevas caídas, el Consistorio comunicará a la propiedad la necesidad de «derribo urgente», confirma el edil. Si esta no procede a realizarlo en un «tiempo justificable», abrirán un «expediente sancionador económico» e «intervendrían el área de Urbanismo y los servicios municipales». En el caso contrario, realizarán «una recomendación de derribo de zonas internas», porque «puede caerse, no ahora, pero sí cuando vengan fuertes temporales», avisa Reguera.

Una especie de «cuarto de baño»

Tras las primeras inspecciones, el portavoz del equipo municipal de Gobierno señala que los desplomes proceden de «una habitación tipo cuarto de baño» y de reducidas dimensiones, «de tres metros de alto por dos de ancho», así como que la «mayoría» del desprendido corresponde a materiales como «adobe o madera», concluye.

A pesar de no competerle el derrumbe que se ha producido esta semana, el hotel Victoria continúa en el punto de mira. La denegación de la licencia para el proyecto de construcción de viviendas en el antiguo establecimiento hotelero de la Plaza Mayor va acompañada del inicio del expediente de venta forzosa para «presionar y que se resuelva», afirmó la alcaldesa el jueves. Aunque de momento, precisó, «no hay nadie interesado, que yo sepa, a menos que se hayan puesto en contacto con los propietarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos