Segovia suspende temporalmente el cobro del impuesto de plusvalía

Vista del casco urbano de Sergovia. /De Torre
Vista del casco urbano de Sergovia. / De Torre

Los ingresos municipales por este tributo, que está pendiente de una nueva ley, descenderán en dos millones en 2018

Ana Nuin
ANA NUINSegovia

El Ayuntamiento de Segovia ha suspendido temporalmente las liquidaciones del impuesto de plusvalías, a la espera de que el Ministerio de Hacienda realice los cambios necesarios para adaptar la normativa legal a la sentencia del Tribunal Constitucional que anula el pago del tributo en las ventas de viviendas con pérdidas. No obstante, el concejal Alfonso Reguera ha puntualizado que los contribuyentes siguen obligados a presentar la autoliquidacion por este impuesto o la solicitud para que la realice el Ayuntamiento.

Mientras que Navarra y el País Vasco han realizado ya la modificación necesaria para regularizar el impuesto, «el Estado todavía no», señala Reguera, quien recuerda que el nuevo proyecto de ley «debería salir junto a los Presupuestos Generales del Estado». En cualquier caso, la futura norma supondrá un nuevo boquete en la línea de flotación de los ingresos municipales. Si hasta ahora en las arcas del Ayuntamiento entraban cerca de tres millones de euros por las liquidaciones de este impuesto, en los presupuestos de 2018 se han contemplado 800.000, lo que repercutirá en las inversiones, señaló Reguera.

Propuesta «lógica»

Por su parte, la portavoz municipal en el Ayuntamiento de Segovia, María José García Orejana, se siente «moderadamente satisfecha» con el hecho de que el Ayuntamiento de Segovia haya paralizado de manera efectiva el cobro del impuesto de plusvalía a la espera de que se regule la nueva normativa. «A pesar de que algunos nos llamaron locos e irresponsables por solicitar esta medida, se ha demostrado que era la propuesta más lógica y coherente, dejar de obligar a los ciudadanos a pagar por unas ganancias que no han existido», asegura García Orejana, quien ha considerado esta paralización como un «primer paso» para solventar la situación de injusticia que se ha producido «al cobrar durante años un impuesto que grava el incremento en el valor de los inmuebles, cuando realmente había pérdidas».

En esta línea, la portavoz municipal de la formación naranja considera que «el papel del legislador es muy importante ahora, puesto que los municipios han visto reducidos de manera severa sus ingresos, por lo tanto una buena financiación resulta primordial» y recuerda a los grupos municipales «que fueron escépticos y destructivos con esta medida ahora implementada» que «el trabajo y tesón de Ciudadanos en cuestiones de clara injusticia como ésta, es la razón que nos lleva a afirmarnos en nuestro ánimo de promulgar la política útil, que facilita la vida y resuelve los problemas a los ciudadanos, porque para eso llegamos a las instituciones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos