«El impuesto de plusvalía es injusto cuando se ha perdido dinero»

Míriam Sanz de Andrés y María José García Orejana, del grupo municipal de Ciudadanos / El Norte

María José García Orejana, portavoz de C's, afirma que Luquero acierda con la promoción de Segovia como Ciudad Patrimonio

C. B. E.Segovia

Uno de los hitos de la intrahistoria de estos dos años ha sido la aprobación del presupuesto de este 2017 gracias al apoyo que los socialistas obtuvieron de Ciudadanos. Su portavoz, María José García Orejana, hizo recientemente un balance positivo del pacto, ya que ha servido para habilitar soluciones a algunas necesidades de la ciudad. También reconoce que el equipo de la alcaldesa, Clara Luquero, «sigue acertando con la promoción de Segovia como Ciudad Patrimonio de la Humanidad puesto que el turismo se incrementa año a año». En este sentido, precisa que su grupo propuso un ecomuseo.

Del citado acuerdo, destaca que, «para evitar los errores urbanísticos y las sentencias millonarias que condicionan las inversiones, C’s propuso y se aceptó la realización de una auditoría operativa de Urbanismo, y el auditor está en ello». Por otro lado, piensa que el Ayuntamiento podía «haber hecho más en el Plan Especial de Áreas Históricas», visto sobre todo que «la vieja política sigue de actualidad con los reproches mutuos entre las administraciones local y regional». También lamenta que no se haya avanzado en el pliego del transporte urbano.

A la hora de revisar la actividad de su grupo, considera que C’s ha hecho «grandes aportaciones». Por ejemplo, «en breve se va a constituir la Mesa del Agua y hemos conseguido que se destinen más de 200.000 euros a cambiar tuberías de fibrocemento por conducciones de PVC».

Ciudadanos también se ha mostrado especialmente beligerante con respecto al impuesto de plusvalía por la venta de un inmueble. «Es injusto e inconstitucional cobrarlo al ciudadano que ha perdido dinero con la transacción».

En el apartado del haber, María José García Orejana cita al extensión de parques infantiles adaptados y el cambio del alumbrado público a dispositivos led, que «supone una disminución del consumo del 70% u 80% y una reducción de la emisión de dióxido de carbono de cerca del 60%». Además, «se rebaja un 20% la factura de la luz que paga el Ayuntamiento, lo que conlleva un ahorro para los segovianos de más de 200.000 euros».

Fotos

Vídeos