Huelga a la vista en el sector de la limpieza

Batucada en la concentración de ayer convocada por UGT y CC OO para reclamar mejoras en el sector de limpieza. /Óscar Costa
Batucada en la concentración de ayer convocada por UGT y CC OO para reclamar mejoras en el sector de limpieza. / Óscar Costa

Más de cien personas se manifiestan en la Plaza Mayor para reclamar mejoras laborales ante el bloqueo de la negociación

EL NORTESegovia

Suenan tambores de batalla sindical en el sector de la limpieza de edificios públicos y locales. Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CC OO) han trasladado el conflicto a la calle. En la tarde de ayer, cerca de un centenar de personas se manifestaron en la Plaza Mayor de la capital para escenificar la ruptura de las negociaciones y reivindicar mejoras laborales. El bloqueo del convenio afecta a varias provincias de la comunidad autónoma, entre las que se encuentra Segovia.

De hecho, las conversaciones con los interlocutores empresariales parece estancado en un punto de desencuentro, lo que ha desembocado en la petición de mediación por parte del Servicio de Relaciones Laborales (Serla) de Castilla y León, según han puesto de manifiesto representantes de las centrales convocantes de la protesta. En Segovia, calculan que hay alrededor de un millar de trabajadores afectados. En el conjunto de la región son unos 17.000 empleados, de los que el 70% son mujeres. Además, un elevado porcentaje de los contratos son a tiempo parcial. De persistir esta situación de discordia, los responsables sindicales anticipan que se tramitará la convocatoria de una huelga para el día 4 de junio.

La mayor parte de estas personas prestan su trabajo en las dependencias de las diferentes administraciones públicas existentes por medio de la externalización del servicio.

Recorte de derechos

La patronal estatal del sector – la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (Aspel) representa a las empresas más fuertes dentro de este ámbito de actividad, como son Clece, Facility Services, Eulen y otras firmas provinciales. Tanto UGT como CC OO recriminan a la parte empresarial que quiera pegar un tijeretazo a varios de los derechos laborales adquiridos. En las negociaciones del convenio se ha planteado por parte de la patronal la supresión del cobro del complemento de antigüedad en los contratos nuevos, así como la congelación de esta paga en las nóminas actuales.

Asimismo, ambos sindicatos reprochan a Aspel que la subida propuesta en los salarios no se ajuste al ritmo de crecimiento del Índice de Precios al Consumo (IPC). Asimismo, discrepa de la pretensión de la patronal de recortar el complemento de incapacidad transitoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos