El Hospital reduce en un año la cantidad de enfermos que esperan una operación más de seis meses

Hospital de Segovia. /A. Tanarro
Hospital de Segovia. / A. Tanarro

El complejo asistencial de Segovia es el que menos tarda de la región en realizar las operaciones más urgentes

C. B. E.Segovia

A expensas de conocer cómo ha arrancado el año, la gestión de las listas de espera quirúrgica en el Hospital General de Segovia revela síntomas de mejoría. Como siempre matiza el gerente de Asistencia Sanitaria y director del centro, José Manuel Vicente, hay que interpretar la evolución y no sonsacar lecturas de datos aislados. Bajo esa premisa, el complejo de la carretera de Ávila puede presumir de compartir con el hospital de Burgos los mejores resultados en los casos que requieren la máxima prioridad por su urgencia. Son las operaciones a las que se han someter aquellos pacientes cuyo tratamiento quirúrgico, siendo programable, no admite una demora superior a 30 días.

Al cierre del año pasado, ninguna de estas intervenciones llegó a ese límite. La tardanza media para entrar en quirófano fue en el último trimestre de 2017 de nueve días en los 35 casos que merecieron esta clasificación. El cribado previo para encuadrar por su gravedad y por el riesgo vital existente para la persona también prevé otras operaciones quirúrgicas menos urgentes pero también con un grado de prioridad.

En el segundo escalón están enfermos que por su situación clínica o social admiten una demora relativa, siendo recomendable la intervención en un plazo inferior a tres meses. En los tres últimos meses del año pasado, el Hospital General cumplió al 100% con esta pauta, o lo que es lo mismo, ninguna de las 115 operaciones catalogadas en el este nivel se hizo más allá de los 90 días preceptivos. De hecho, la media que se tardó en entrar en quirófano fue de 32 días, un promedio mucho mejor que el arrojado por el resto de centros hospitalarios de la región, que se situó en 79.

Cabe precisar que los otros hospitales con mejores tiempos de respuesta en este tipo de casos, como el de Soria (19), Medina del Campo (3) o Palencia (30), tuvieron un volumen de intervenciones mucho menor que el del complejo segoviano.

Dentro de la clasificación de prioridades, las operaciones menos urgentes responden a patologías permiten demorar el tratamiento, ya que la enfermedad no produce secuelas importantes. En estos casos el tope recomendado es de seis meses aproximadamente. El Hospital General registró un total de 1.266, con un retraso medio de 61 días, diecinueve menos que el promedio regional. De todas ellas, el 98% se hicieron dentro del plazo estipulado y 29 tardaron más de 180 días.

Entre todas las especialidades, al cerrar el ejercicio pasado el centro segoviano registró una demora media para entrar en quirófano de 57 jornadas, cuatro menos que al acabar 2016. El total de pacientes que empezaron este curso a la espera de ser operados era de 1.416.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos