Y se hizo la luz... navideña

Bola navideña de catorce metros de altura en la Plaza de Artillería. /Óscar Costa
Bola navideña de catorce metros de altura en la Plaza de Artillería. / Óscar Costa

La alcaldesa confía en que en 2018 el encendido pueda hacerse antes del puente festivo «para no andar tan justos»

EVA ESTEBANSegovia

Son las siete de la tarde y, a pesar de que la lluvia no ha dado tregua durante buena parte del día, la expectación en la Plaza Mayor es máxima para ver el encendido de las luces de Navidad, que este año se ha hecho esperar. Las notas de la banda de la Escuela Municipal de Música, bajo la dirección de Miguel García Ortega, sumergen al público en un ambiente cálido y navideño. Todavía colea la polémica por el retraso en el encendido del alumbrado, aunque la alcaldesa, Clara Luquero, insiste en «que todos los años se ha inaugurado en torno al puente», aunque en 2018 confía en «poder hacerlo al principio y no andar tan justos». De hecho, aún hay decorados sin instalar ni iluminar. Es el caso del Pirulí de Nueva Segovia, que «se va a montar el lunes porque hemos andado apurados de tiempo», explicó la regidora.

Como principal novedad, este año se ha colocado un belén de seis metros y medio de altura y doce de ancho justo en la entrada al Ayuntamiento, con la intención de que «reciba a todo el que llega a la Plaza Mayor y desearle unas felices fiestas», señaló Luquero. El «elemento más atractivo y de mayor impacto visual», según la alcaldesa, es la bola navideña de catorce metros de altura y compuesta «por casi cien mil puntos de luz led» instalada en la Plaza de la Artillería. También se han decorado distintos enclaves urbanos, como la fachada del Consistorio y los árboles próximos. En las calles comerciales, además, se han colocado «más de cien arcos», mientras que los barrios incorporados cuentan con «un detalle decorativo».

Respecto a las críticas de la hostelería por el retraso en la iluminación y, sobre todo, por la decisión de iniciar las obras de alejamiento del tráfico del Acueducto en pleno puente de la Constitución. Luquero considera que el sector «debería aplaudir de alegría por todas las personas que están viniendo a Segovia a beneficiarnos a todos». Según la alcaldesa, «teníamos dos opciones: hacerla las obras ahora para que estén acabadas en Navidad, o hacerlas en campaña navideña, y hemos decidido ejecutarlas ahora porque no supone ningún corte de tráfico». Si bien los hosteleros, a través de su presidente, Cándido López, han calificado de «inoportuno» el traslado de los bolardos durante estos días, Luquero aseguró que «ese movimiento no supone ningún corte de tráfico». De hecho, llamó al jefe de la Policía Local para conocer la situación: «Me dijo que la calle Ochoa Ondategui tiene poco tráfico y que el corte no ha afectado en absoluto». Por ello, Luquero llama a la calma, ya que «el puente se está dando muy bien, los ‘parkings’ están llenos y tenemos un cien por cien de ocupación hotelera».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos