Guerra a las cacas de perro en la calle: ADN canino y multas de 200 euros

Una mujer recoge las heces de su perro en la calle. / AP
Segovia

El Ayuntamiento incluye este control en el nuevo pliego del servicio de recogida de basuras y limpieza

EVA ESTEBAN

El pliego de la renovación del servicio de basuras y limpieza presentado por el Ayuntamiento incluye un control del ADN en el censo canino para su identificación a través de las heces, así como a sus propietarios. En la ciudad, hoy en día están censados un total de 2.692 perros. Con esta medida, el Consistorio busca eliminar la existencia de heces de los espacios públicos y «disuadir la tentación de dejar los excrementos en medio de la calle», tal y como afirma la alcaldesa Clara Luquero.

Este sistema funciona en la actualidad en «algunas ciudades y está siendo un éxito», asegura el concejal de Medio Ambiente Jesús García Zamora. Por ello, y una vez aprobado el futuro contrato, el Ayuntamiento iniciará una «campaña de sensibilización» a través de los medios de comunicación y las redes sociales para concienciar a los ciudadanos de la importancia de esta recogida: «Habrá sanciones; podemos llegar a hablar de multas de 200 euros», apunta Luquero. Además, García ha señalado que el vertido de este tipo de residuos es «una de las principales quejas» de los trabajadores de jardinería del Ayuntamiento: «Es una pena que por unos pocos incívicos haya zonas con heces caninas», concluye.

Fotos

Vídeos