Guadarrama se protege de la masificación de ciclistas y senderistas

Deportistas se bañan en un manantial de la zona de Valsaín. /El Norte
Deportistas se bañan en un manantial de la zona de Valsaín. / El Norte

El borrador del Plan Rector de Usos y Gestión (PRUG), ahora en información pública, contempla ciertas limitaciones a los grupos en función de la zona por la que transiten

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El periodo de informaciòn pública del Plan Rector de Usos y Gestión del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama ya está en marcha. La cuenta atrás para aprobar definitivamente el documento que regula la protección del espacio ha empezado. Habrá alegaciones, seguro. Ya en los meses precedentes, conforme se han ido conociendo algunas de las intenciones que barajaban las administraciones implicadas, se han alzado voces críticas.

Después de echar un primer vistazo al contenido del plan de usos, representantes del colectivo Ecologistas en Acción ya han avanzado que echan de menos más medios y recursos para afianzar y cumplir el objetivo último de la declaración de Parque Nacional, que no es otro que el de la protección y conservación del medio, frente a apuestas que acaparan partidas cuantiosas, como pueden ser las de promoción.

La queja se produce a pesar de que la regulación propuesta en el documento constriñe y aprieta las clavijas normativas a algunas prácticas habituales en el paraje objeto de protección, como por ejemplo el ciclismo de montaña o las carrera que cada vez congregan a más participantes atraídos por el encanto y la belleza del entorno, su dureza y la exigencia deportiva.

La restricción será mayor en función de la zonificación, que también viene especificada en uno de los apartados del Plan Rector de Usos y Gestión del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

En el caso del senderismo y la escalada, si transitan por las Zonas de Uso Restringido, los grupos de más de 15 personas necesitan autorización. Si la ruta se lleva a cabo en una Zona de Uso Restringido tipo B, los grupos de más de 25 personas requerirán también permiso y el paso será libre para grupos de 15 o menos. En Uso Restringido C, si la excursión es de más de 50 personas estará sometido a autorización y es libre para grupos de 25 personas o menos.

Los aficionados a la bicicleta también van a ver limitada su práctica por los espacios del Parque Nacional. Así, en las áreas que son consideradas de máxima protecciópn, que son las Zonas de Reserva, tendrán prohibido su paso. En el caso de circular por Zonas de Uso Restringido de tipo A, tránsito de más de 7 ciclistas requiere autorización. En A y B, si el 'pelotón' es de que 15 o más también necesitan del correspondiente permiso. Cuando la zona de es uso restringido de tipo C, los grupos de más de 50 ciclistas requieren autorización. En Zonas de Uso Moderado y de Uso Especial, grupos de más de 25 ciclistas han de comunicar con administración gestora.

En lo que respecta al pastoreo, cada monte y finca con aprovechamientos ganaderos deberá contar con un documento de planificación silvopastoral. El pastoreo será estacional y estival; y su duración, dependiendo del monte, se establecerá en función de la capacidad de carga y la fenología de dichos pastizales, no debiendo superar los cinco meses y medio.

Los usos y aprovechamientos del agua también tendrán su pertinente ordenación a través del PRUG. Así, quedarán prohibidas la desviación, retención, derivación, transformación de los cauces, así como los nuevos aprovechamientos. Se consideran incompatibles el baño, descenso de barrancos o la navegación, salvo por gestión o investigación. Se permite el baño en el Cañito de Don Pedro y Puente de Valsaín, dentro del área de los Montes de Valsaín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos