La gran familia de los amantes de los clásicos

Isabel San Lorenzo, presidenta de la asociación Clásicos de Segovia. /Diego De Miguel - ICAL
Isabel San Lorenzo, presidenta de la asociación Clásicos de Segovia. / Diego De Miguel - ICAL

La asociación que dirige Isabel San Lorenzo camina hacia su décimo aniversario con más de 130 socios

EL NORTESegovia

La asociación Clásicos de Segovia soplará en noviembre del próximo año las velas de su décimo aniversario. Tiene más de 130 socios, en su mayoría segovianos, pero también los hay abulenses, madrileños... y sus miembros más lejanos son de Oviedo. Una vez al mes, organizan salidas para disfrutar de sus tesoros sobre cuatro ruedas y del patrimonio cultural, natural y gastronómico.

En Clásicos de Segovia, afirma su presidenta, Isabel San Lorenzo, tienen socios de muchos lugares porque les gusta cómo hacen las cosas y el buen ambiente que se genera en las salidas que organizan. También, dos veces al año, hacen excursiones más largas y en un fin de semana, para poder ir un poco más lejos con los coches y disfrutar más «en hermandad, conocernos un poco mejor». Salen todos los meses del año, salvo en enero y en agosto, porque la mayoría de estos vehículos no tienen calefacción ni aire acondicionado y «sufren con las temperaturas extremas».

San Lorenzo explica que todo está muy controlado en las salidas que realizan con sus socios. Los vehículos, si salen en grupos de diez y circulan a una velocidad superior a los 50 kilómetros por hora, no necesitan «pedir autorización especial». Sí tienen prohibido circular en los puentes festivos y fechas señaladas para «evitar problemas en las carreteras porque cuando circulamos por autovías y autopistas llamamos mucho la atención».

También llaman mucho la atención en las ciudades y en los pueblos en los que hacen sus paradas culturales. Una vez elegido el lugar de destino, Isabel San Lorenzo se encarga de preparar cada detalle de la salida mensual o de fin de semana, llamando al ayuntamiento y otras instituciones para buscar el lugar más adecuado para estacionar los vehículos clásicos, y que los vecinos tengan la oportunidad de disfrutar de estas joyas de cuatro ruedas. Además, también se tienen en cuenta las paradas intermedias para hacer las salidas escalonadas. «Se respeta durante todo el recorrido, la posición que se le otorga desde el principio a cada conductor», resume la presidenta de la asociación.

Durante este año, los socios y sus vehículos clásicos han circulado por las carreteras de Castilla y León para visitar la localidad vallisoletana de Olmedo o la zona abulense que comprende Mombeltrán, la Cueva del Águila y Candeleda. También, dentro de la provincia de Segovia, ha habido salidas turísticas y culturales a El Espinar o el Museo Forestal de Coca. Su razón de ser, recuerda San Lorenzo, es unir la oportunidad de compartir su pasión por los vehículos clásicos con su condición de asociación cultural, ya que están registrados como tal en el Ayuntamiento de Segovia y la Junta de Castilla y León.

Todas las marcas

Isabel San Lorenzo recuerda que crearon este club para dar cabida a propietarios de todo tipo de vehículos clásicos, es decir, aquellos que tienen más de 25 años. Ya existían otros colectivos ‘monomarcas’ que solo admitían marcas o modelos específicos. En estos casi diez años de trayectoria, también han conquistado las redes sociales y cuentan con más de 2.500 seguidores en Facebook.

Clásicos de Segovia admite como socio a cualquier propietario que disponga de un vehículo con más de 25 años, la consideración actual de vehículo clásico, sin límite en su antigüedad. El socio de más edad es el propietario de un Buick de 1927. También hay modelos de Hispano Suiza, Capri, Mustang, R-8, varios modelos antiguos de Citroen o los míticos 600, así como el Seat 127 o el 133. Son auténticos tesoros automovilísticos que siguen de moda y son cuidados como verdaderas joyas, tanto el interior como el exterior.

Salen todos los meses del año, salvo en enero y agosto para que los vehículos no sufran temperaturas extremas

Isabel San Lorenzo explica que el 1 de enero de 2018 entrará en vigor un cambio de normativa por el que que exige que sean 30 los años necesarios para que un vehículo pueda ser considerado clásico. Una medida aprobada por la Dirección General de Tráfico que cuenta con el apoyo de la Federación Española de Vehículos Históricos (FEVA), a la que pertenece Clásicos de Segovia. Serán coches matriculados con anterioridad al año 1987. Los propietarios y conductores de vehículos clásicos no solo son personas de mediana edad o mayores, también gustan mucho a la gente joven, pero normalmente no suelen participar en las actividades porque «prefieren otro tipo de salidas, con otro ritmo», explica San Lorenzo. Pero entre los socios también hay jóvenes enamorados de estos modelos que fueron estrenados por sus padres o sus abuelos, y «a ellos también les encantan salir a la carretera con ellos».

Celebración madrileña

Todos los años, Clásicos de Segovia, en los días previos a las fiestas navideñas, invita a sus socios a un buen almuerzo y hacer la última salida del año con sus coches. Será el próximo 17 de diciembre. Tras dar buena cuenta de los huevos fritos, se dirigirán hasta el pueblo segoviano de Valverde del Majano para visitar la ermita de su patrona, la Virgen de La Aparecida. Y cerrarán la jornada con una comida de hermandad. «A esta cita del almuerzo acuden muchísimos socios y de todos los lugares», asegura Isabel San Lorenzo.

Por delante, otros doce meses de aventuras sobre ruedas, en coches cargados de historia para celebrar, en plena forma, el primer decenio de Clásicos de Segovia, que está abierto a la llegada de nuevos socios que sumen sus coches a esta gran familia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos