Funcionarios protestan por la amenaza de «colapso» en las cárceles

Un representante estatal de Acaip (con chaleco azul), entrega un panfleto y una ristra de chorizo a un transeúnte, este lunes, ante la Subdelegación del Segovia. / Antonio Tanarro
Segovia

La Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) regala chorizos ante la Subdelegación de la Segovia como medida de protesta

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Funcionarios de prisiones ya no aguantan más la precariedad en la que desarrollan sus trabajos. La Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) ha convocado para este lunes concentraciones y mesas informativas a las puertas de las sedes de las Subdelegaciones del Gobierno en toda España para dar a conocer a la ciudadanía sus reivindicaciones y la situación «caótica y de penurias diarias» en la que estos empleados ejecutan sus tareas.

Durante la acción de protesta, los representantes sindicales han regalado chorizos a los viandantes. Asimismo, el delegado en Segovia de la organización convocante ha analizado las «penalidades» que ha llevado a la agrupación a esta movilización pública. Por ejemplo, la carencia de plantilla y la obsolescencia de los medios materiales. «Los chalecos antipinchos están caducados y los escudos de protección se rompen al entrar al choque», se quejan los representantes de Acaip.

En cuanto a la dotación de personal, la agrupación exhibe su indignación más profunda con la falta de provisión de plazas. El manifiesto estatal de la asociación llama la atención sobre la pérdida del 15% de la plantilla en las prisiones españolas, «lo que da a lugar a situaciones tan anacrónicas como la de que al menos tres centros penitenciarios finalizados se encuentren sin inaugurar por la falta de plantilla», se queja la representación de los empleados.

En el caso de la cárcel segoviana de Perogordo, esta problemática también está muy presente en el día a día de los funcionarios, con el consiguiente riesgo de conflicto interno. Según las cifras que maneja Acaip, en la prisión cumplen condena actualmente en torno a 450 personas, cuando la infraestructura fue diseñada y edificada para 344 reclusos.

Cambio en el perfil del recluso

A la masificación que vuelve a padecer el centro segoviano, los portavoces de la organización añaden el grado de conflictividad que entrañan muchos de los nuevos internos que son trasladados a Segovia. El perfil se ha ido haciendo más y más peligroso, advierte la agrupación.

Frente a este escenario, la plantilla de Perogordo está cubierta al 88%. Faltan 38 vacantes que carecen de inquilino. Acaip recuerda que el plantel de trabajadores de la cárcel de Segovia debería estar compuesto por 302 empleados. Hay puestos que se han subsanado con prácticos procedentes de la oferta de empleo público de los años 2014, 2015 y 2016, especifican los portavoces del colectivo; sin embargo, además de ser insuficiente, supone que a día de hoy las incorporaciones de hace tres años lleven más de uno fuera de los tiempos que rige la normativa.

«La administración penitenciaria no está trabajando para acometer las soluciones necesarias ante esta acuciante falta de personal», insisten los representantes de Acaip. A ese déficit de personal, la organización añade «el elevado número de efectivos que actualmente han pasado a segunda actividad, y por lo tanto no realizan tareas en el interior de las cárceles».

Edad media de entre 53 y 54 años

En concreto, el agrupación advierte de que «aquí a cuatro años un tercio de la plantilla puede pasar a segunda actividad». La edad media de los planteles de trabajadores de los centros penitenciarios cada vez es más alta y oscila entre los 53 y 54 años actualmente.

Acaip exige, ante todo, diálogo al Ministerio de Interior, porque lo que sus delegados se han encontrado hasta ahora cuando han alzado la voz para alertar del riesgo de «colapso» en el que se hallan las cárceles del país han sido muchas veces represalias. De hecho, en el ámbito nacional, la mitad de los delegados de Acaip en la comisión ejecutiva «han sido suspendidos de empleo y sueldo porque esa es la herramienta de negociación de la Administración».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos