«Bimba nos inculcó que cada persona es libre de hacer lo que quiera»

Lucía Bosé ante varios de los platos que expone en la Galerías de Arte Zaca de la Granja / Antonio Tanarro

Lucía Bosé presenta en la galería Zaca de La Granja la exposición de platos ‘Piatti’, diseñados por ella

EVA ESTEBAN Segovia

Si hay algo que caracteriza a Lucía Bosé (Milán, 1931) es su bizarra personalidad. El paso del tiempo ha hecho mella en su piel, pero se mantiene fiel y firme al corto pelo azul eléctrico que le singulariza. Autodefinida como «tremenda», la actriz italiana entra en las Galerías de Arte Zaca de La Granja de la mano de la propietaria del establecimiento, Conchi Latre, quien le ayuda a bajar las escaleras que llevan a su exposición de platos, que ha llamado ‘Piatti’, la misma palabra pero en su lengua materna.

Sonriente y deslumbrante, la vedette no pasa desapercibida allá por donde pisa; esta vez ha vuelto a engalanarse con el que previsiblemente sea su color mágico: el azul galvánico. Y es que, Segovia tiene un color especial. Tras una primera toma de contacto en Madrid, ha escogido Segovia como lugar de exhibición porque ella «ya es segoviana».

A través de más de cincuenta platos elaborados sobre un soporte de madera lacada en los cuales «ha pintado y puesto adornos», Lucía Bosé conforma una singular y sorprendente exposición en la que predominan las esculturas romanas. Alude así a sus orígenes en Italia, así como un homenaje a divas del cine como Marilyn Monroe, Greta Garbo, Marlene Dietrich o María Callas.

Uno de las figuras a las que dedica más protagonismo es la pintora mexicana Frida Kahlo, «el personaje principal que le ha inspirado y le fascina». La mayor parte de sus elaboraciones cuenta con el dominio en el uso de perlas y piedras brillantes: «Me encantan», concluye.

Pendiente de que todo fuera bajo el guión previsto, la que fuera actriz y esposa del torero Luis Miguel Dominguín se permite hacer recomendaciones a la encargada: «Es mejor poner una breve explicación sobre lo que significa cada cosa», dice Bosé sonriendo.

Su gusto por la elaboración y diseño de platos comenzó en 2006 . Al principio los hizo para su «entorno», su familia y sus amigos. Más adelante decidió dar el paso para extender los diseños y preparar su exposición:«Me han pedido que la lleve a otros lugares de España, pero aún no lo he decidido», afirma Bosé.

Más información

Junto a los platos, cuyo precio oscila entre 30 y 800 euros, los visitantes de ‘Piatti’ podrán contemplar tres muebles customizados por la actriz para la exposición que se encontrará en las Galerías de Arte de Zaca (en la plaza del Vidriado de La Granja de San Ildefonso) hasta septiembre de este año.

Unidad en el clan Bosé

En familia y con una sonrisa. Ese es el lema de los Dominguín-Bosé, que siempre se han mostrado unidos ante la adversidad. Como reflejo de ello, han sido las propias hijas de la que fuera Miss Italia en 1947 las que le «han ayudado a preparar toda la exposición y a embalar los platos». Además, califica como «buenísima» su relación con su hijo Miguel Bosé, quien reside en Panamá con sus cuatro hijos y recientemente ha visitado España para presentar su nueva gira ‘Estaré 2017’.

«Tenemos que acostumbrarnos a la fuerza y seguir para adelante», expresa una emocionada Lucía al recordar con lágrimas en los ojos a su nieta fallecida Bimba. Que ésta última ha sido icono y referente de muchos jóvenes no es nada nuevo y diferente pero, según su abuela, fue ella quien les inculcó que «cada persona es libre de hacer lo que quiera»

Empezó haciendo diseños para amigos y familiares y ahora los expone en Segovia

.Muestra del buen ambiente que se respira dentro del clan es la «fantástica relación» que todos ellos mantienen con Diego Postigo, ex marido de Bimba y padre de sus dos hijas, Dora y y June, y al que califican como «estupendo».

Vida en Brieva

Autodeclarada una «persona feliz», reside desde hace más de veinte años en Brieva, una pequeña localidad segoviana con poco más de 70 vecinos censados. A pesar de ello, la matriarca de una de las dinastías de artistas españoles más populares «no sabe» si establecerá allí su residencia fija, aunque «tiene la intención» de hacerlo porque «no le gusta vivir en Madrid» y, además, «se ha programado vivir 105 años».

Uno de los factores que influirán en su decisión será su relación con los vecinos. «Hasta el momento es perfecta», dice. «Come con ellos todas las semanas». Fueron los vecinos quienes la acogieron bajo su manto protector cuando atravesó uno de los momentos más difíciles de su vida: la pérdida de Bimba.

Fotos

Vídeos